Erkoreka dice que lo que ocurra en Cataluña valdrá para saber "qué puertas están abiertas y cuales totalmente cerradas"

Actualizado 20/06/2014 11:37:19 CET
EUROPA PRESS

BILBAO, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz y consejero de Justicia y Administración Pública del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado que desde Euskadi se sigue con "gran interés" lo que ocurre en Cataluña, y ha afirmado que lo que allí pase servirá para saber "qué puertas están abiertas y cuales siguen totalmente cerradas", aunque ha matizado que eso no significa que en Euskadi "tengamos que hacer necesariamente" lo que hagan en la Comunidad Catalana.

En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Erkoreka ha indicado que, desde un punto de vista doctrinal y conceptual, "lo que plantea el Gobierno de Cataluña no es nada nuevo" si lo comparamos con lo que planteó Ibarretxe en Euskadi, aunque ha reconocido que "allí hay un movimiento social que aquí no había en aquel momento".

De esta forma, ha afirmado que, cuando la propuesta del entonces lehendakari, Juan José Ibarretxe, "se topó con el obstáculo legal", el Gobierno vasco decidió no seguir avanzando, es decir, "no dar más pasos fuera de la legalidad", y ha señalado que "habrá que ver cómo actúa la Generalitat si la legalidad le pone obstáculos a lo que pretende hacer".

"Lo que ocurra en Cataluña nos puede servir de lección, para bien o para mal, para saber qué puertas están abiertas y cuales siguen totalmente cerradas. Eso no quiere decir que aquí tengamos que hacer necesariamente lo que hagan allí, porque aquí tenemos nuestros propios retos y nuestra propia historia. Allí no había ETA, y aquí sí, y tenemos que reconducir el tiempo post ETA. Aquí tenemos debates sobre normalización, paz y convivencia, que en Cataluña no tienen sentido, pero que aquí debemos superar", ha explicado.

ACUERDO

En este sentido, ha recordado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, quiere lograr un acuerdo entre partidos sobre el futuro estatus político que integre la pluralidad existente en Euskadi, y que, una vez conseguido dicho acuerdo, "podría dar todos los pasos necesarios".

"Su voluntad es que los cambios en el estatus deben salir del acuerdo, y que ese acuerdo, en sus fundamentos, debe ser firme y amplio, y no menor que el que tuvo el Estatuto de Gernika", ha añadido.

Asimismo, ha asegurado que "cuando se dé cada paso, veremos dónde está el final", y que, "si aquí hay un verdadero consenso, muchas veces, los obstáculos que llegan desde las instituciones centrales pueden ser obstáculos superados".