España y Suecia trabajarán para que todos los países de la UE asuman su responsabilidad en la gestión de la inmigración

Pedro Sanchez con el primer ministro sueco Stefan Lofven
REUTERS
Actualizado 05/09/2018 18:32:02 CET

Pedro Sánchez expresa su "admiración" por su colega sueco en vísperas de unas elecciones donde se teme el ascenso de la extrema derecha

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el primer ministro sueco, Stefan Löfven, han sumado fuerzas para defender que la gestión de la inmigración sea "europea" y "una responsabilidad compartida por todos los países europeos". "Hay que asegurarse de que todos los países asuman su parte de responsabilidad", ha dicho el primer el mandatario sueco.

En rueda de prensa en Enkoping (al oeste de Estocolmo), donde ambos han mantenido una reunión, Sánchez y Löfven --también socialdemócrata-- no han querido aventurar el resultado de la Cumbre de Salzburgo, donde, el próximo día 20, quedarán claras las posiciones de todos los gobiernos europeos en relación con la inmigración.

"Este es un desafío común que requiere una respuesta europea y es una responsabilidad compartida por todos los países europeos", ha dicho Sánchez. "Es importante que lo definamos como una responsabilidad común, porque tenemos fronteras comunes", ha añadido Löfven, que acto seguido ha llamado a "asegurarse" de que todos los países asumen su parte de responsabilidad.

En vísperas de las elecciones suecas, donde se teme que la extrema derecha pueda convertirse en la segunda fuerza política, los dos gobernantes han apostado también por impulsar el pilar social de la UE porque, según ha admitido Löfven, "hay demasiados trabajadores que no ven la UE como una fuente de protección, de cohesión social, sino todo lo contrario".

Así, ha defendido que la UE debe construir un mercado laboral basado en el Estado del bienestar y, aunque luego cada país es responsable de su propio sistema de bienestar, dotarse de un marco legal "que no enfrente a trabajadores con trabajadores". De esa forma, ha proseguido, los trabajadores sabrán que tienen "un futuro europeo" sin depender de los "extremistas".

Eso sí, en el plano interno, el primer ministro sueco ha aprovechado para subrayar que el aislamiento de los llamados Demócratas Suecos, el partido de extrema derecha, depende de las otras siete fuerzas parlamentarias. Según ha dicho, los socialdemócratas tienen claro que nunca dependerán de sus votos, pero hay "cuatro partidos de derechas que no lo tienen tan claro".

A su lado, Sánchez ha expresado su "admiración" por su anfitrión y correligionario y ha recalcado que el Gobierno sueco ha sido "una inspiración" para el español y para otros muchos, entre otras cosas por "cómo ha liderado en la UE el debate sobre la cohesión social".

DEFENSA DE LOS VALORES EUROPEOS

"Pedro Sánchez y yo pertenecemos a la misma familia política, compartimos los ideales democráticos y estamos comprometidos con la defensa de los valores centrales de la UE en un momento en que se están creando tensiones contra ellos", ha dicho el mandatario sueco. La agenda de la reunión ente Sánchez y Löfven incluye un acto electoral en el marco de la cita del domingo.

Sánchez, que ha dicho que espera seguir colaborando con el primer ministro sueco "a lo largo de los próximos años", ha relatado que han hablado también de otros asuntos, como el cambio climático o el Brexit, un ámbito en el que ambos están de acuerdo en que un "Brexit duro sería algo muy negativo" para Reino Unido y para la UE.