Actualizado 19/06/2009 13:15 CET

ETA mata a un inspector de la Policía Nacional al hacer estallar su coche

Atentado de ETA contra Eduardo Antonio Puellea en Arrigorriaga
Reuters

BILBAO, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

La última víctima de ETA es el inspector de la Policía Nacional, Eduardo Antonio Puelles García, destinado a la Brigada de Información, y residía en Arrigorriaga, el lugar en el que estalló el coche. Los terroristas habrían colocado una bomba lapa en los bajos del vehículo, que estalló a las nueve y cinco de la mañana, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

Cuando el coche se encontraba ardiendo y no se conocía la identidad de la persona que se encontra en el vehículo, totalmente calcinado, estacionado en parking exterior del barrio de Santa Isabel, apareció la mujer de éste que alertó de que se prodría tratar de su marido.

Eduardo Antonio Puelles, de 49 años de edad, ya que nació el 20 de enero de 1960 en Baracaldo, ingresó en 1982 en el Cuerpo Nacional de Policía. Ascendió a inspector jefe en el 2002.

La mujer de Eduardo Puellés García y dos hijos del fallecido tuvieron que ser evacuados al hospital de Basurto para ser atendidos por facultativos médicos ante el estado en el que se encontraban tras conocer la noticia del atentado, según confirmó el Departamento de Interior a Europa Press.

Fuentes de la investigación precisaron que el fallecido tenía 49 años de edad y había nacido en Barakaldo. Puellés ingresó en el Cuerpo Nacional de Policía en 1982 y ascendió a inspector de policía en 2002.