Actualizado 03/12/2008 16:31 CET

ETA mata a tiros a un empresario en la localidad guipuzcoana de Azpeitia

EP

SAN SEBASTIÁN, 3 Dic. (EUROPA PRESS)

ETA ha asesinado a tiros, sobre la una y cinco de la tarde en Azpeitia (Guipuzcoa), a Ignacio Uría Mendizábal, de 70 años de edad, propietario de la empresa Altuna y Uria. El empresario residía muy cerca del lugar en el que fue asesinado, la Plaza Loyola del municipio, y acababa de abandonar su domicilio en el momento de los hechos. Estaba casado y tenía cinco hijos, tres varones y dos mujeres.

Las primeras investigaciones apuntan a que han sido dos miembros de ETA los autores del atentado que habían robado un coche momentos antes del asesinato. Uno de los terroristas disparó dos o tres balas contra el empresario, mientras el otro esperaba al volante del vehículo. Cuando el autor de los disparos se introdujo en el coche, ambos huyeron a la carrera.

La Ertzaintza ha localizado en el Alto de Itziar, en Guipuzcoa, al propietario del Alfa Romeo utilizado por los terroristas, según confirmaron a Europa Press fuentes del Departamento de Interior del Gobierno vasco.

Ignacio Uría no llevaba escolta en el momento de ser asaltado, residía en el municipio y era conocido por todos los azpeitiarras.

OBRAS DE LA 'Y VASCA'

La constructora guipuzcoana Altuna y Uría resultó adjudicataria del primer tramo de las obras del tren de alta velocidad vasco (conocido como 'Y vasca'), entre Arrazua-Ubarrundia y Legutiano, en Álava.

La obra fue adjudicada en abril de 2006 a una Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por TECSA y Altuna y Uría. Esta constructora guipuzcoana fue fundada en 1969 como especializada en viviendas pero desde 1975 se concentró en la construcción de obra pública.

La constructora está presente en muchas de las grandes obras iniciadas en el País Vasco en los últimos años, como el tramo de carretera A-1 entre Eibar y Vitoria, el viaducto de Santa Cruz en la autovía entre Guipúzcoa y Navarra o la presa de Arriarán en Beasaín.

Altuna y Uría acaba de adjudicarse también la obra ferroviaria de desdoblamiento del Topo entre Loiola y Herrera (Guipúzcoa) por 60 millones de euros.