Actualizado 20/08/2007 19:40 CET

El ex alcalde gallego del PP imputado por los falsos candidatos vascos se declara nocente y duice estar "tranquilo"

El presidente del PP local aporta un informe interno sobre los casos en O Grove y afirma que "ni él ni el partido tienen nada que ver"

O GROVE (PONTEVEDRA), 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ex alcalde de O Grove y presidente del PP en esta localidad, Miguel Ángel Pérez, afirma sentirse "tranquilo" después de haber prestado declaración por espacio de una hora aproximadamente, ante la jueza que instruye la causa sobre los cinco casos de personas cuyos nombres aparecieron sin autorización en candidaturas del PP vasco.

Tras comparecer ante la titular del juzgado número 1 de Cambados, Pérez reiteró su inocencia y aseguró que "ni él ni el PP de O Grove tenemos nada que ver con este asunto". De hecho, confirmó que durante su comparecencia ante la jueza que asumió el caso comentó el contenido del informe que en su día el PP elaboró y que ya se había entregado a la Fiscalía y en el que figura el contenido de la investigación interna abierta para determinar el origen de este caso.

Miguel Ángel Pérez volvió a asegurar que no tenía ningún tipo de relación con los hechos y dijo estar "absolutamente tranquilo". Aunque concretó que "no ha participado" en la inclusión de candidatos falsos en las listas del PP en el País Vasco, admitió que se dio la circunstancia de que "era alcalde y parte de los afectados trabajaban para el ayuntamiento". Pero, de forma "categórica", añadió que "no ha tenido nada que ver con este caso".

El ex regidor sí concretó que de "la indagación realizada sobre las denuncias presentadas y por datos que conoce" se había llegado a la conclusión de que los incluidos en las listas "son un grupo de personas afectadas que trabajan en el Grumir o en la brigada forestal" y que el resto guardan algún tipo de vínculo familiar. Sin embargo, matizó que "sigue desconociendo de dónde salieron todos estos datos", por lo que espera que "la investigación judicial llegue al fin del caso".

PASOS

Tras comparecer ante la titular del Juzgado número 1 de Cambados, Pérez reconoció que fue "una declaración normal" en la que ha respondido a las preguntas tanto de la jueza como el Fiscal, Eloy Rodríguez. Al término de la vista, el representante de la Fiscalía concretó que la investigación sigue su curso y que sobre el ex alcalde de O Grove, citado a declarar como imputado, no pesa ningún cargo.

El ex alcalde, que ha declarado acompañado de su abogado, explicó a la jueza qué tipo de tramitación se sigue para que una persona pueda figurar en una candidatura. Expuso que "el único caso que hemos tramitado lo hicimos correctamente y con la intención totalmente voluntaria de la persona en cuestión".

Pérez comentó además los pasos que su formación siguió desde que conoció la existencia de estos casos, entre ellos la apertura de la investigación que se remitió a la Fiscalía, y que no puede formular acusaciones sobre el origen del caso "porque sé de dónde salió esto", dijo.

RESPONSABILIDADES

Ante el hecho de que tanto BNG como PSOE hayan pedido responsabilidades políticas sobre el caso, Pérez afirmó en declaraciones a Europa Press que "que hay que dejar que esto finalice" y reiteró "categóricamente que ni él ni ningún órgano del partido ha tenido nada que ver con esta historia".

El presidente del PP de O Grove dijo que "tiene absoluta tranquilidad porque creo que no debe pasar nada extraño, y hay que esperar a que todo esto pase".

Pérez ha sido el primero en declarar como imputado en el juzgado de Cambados, por el que también es previsto que pasen algunos de los afectados por este caso, ya que otros optaron por no recurrir a la vía judicial. Los afectados cuentan con el respaldo del gobierno cuatripartito de izquierdas de O Grove que además se ha personado como acusación particular en este caso.

El juzgado de Cambados investiga por un lado la comisión de un delito electoral al incluir a personas sin su consentimiento en las candidaturas, y por otro la falsificación de documento público, ya que para lo primero se requerían los datos y firmas de los afectados que no autorizaron su inclusión en esas listas.

Precisamente el ex regidor popular de O Grove había solicitado en su día la realización de una prueba caligráfica para determinar quién había sido el autor de las firmas falsificadas.