Publicado 20/12/2021 17:45CET

El ex jefe de la UDEF Manuel Vázquez dice al juez que fue Corrochano quien presentó la denuncia contra Ausbanc

Archivo - Entrada a la Audiencia Nacional
Archivo - Entrada a la Audiencia Nacional - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press - Archivo

Asegura que la denuncia siguió el procedimiento habitual hasta quedar en manos de Fiscalía

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ex jefe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) Manuel Vázquez ha indicado este lunes al juez de la Audiencia Nacional que investiga los presuntos encargos de BBVA al ahora comisario jubilado José Manuel Villarejo que fue el antiguo responsable de Seguridad de la entidad Julio Corrochano quien en 2015 presentó la denuncia contra la asociación de usuarios de banca Ausbanc.

Vázquez ha comparecido como investigado ante el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción Número 6, Joaquín Gadea, quien le imputó el pasado mes de noviembre accediendo así a lo planteado por la Fiscalía Anticorrupción y, en parte, por el presidente de Ausbanc, Luis Pineda.

Su declaración es relevante por el llamado 'Proyecto Pin'. Según las tesis del juez instructor --plasmadas en un auto de 2018--, BBVA habría encargado a Villarejo que espiara a Pineda en el contexto de la batalla legal por las cláusulas suelo para destruir su reputación y armar una denuncia que el comisario canalizaría a través de la UDEF.

De acuerdo con fuentes presentes en la declaración consultadas por Europa Press, Vázquez, que ha contestado a las preguntas del juez, el fiscal y su abogado, ha expuesto que la que en un principio se consideró denuncia anónima fue presentada por Corrochano, entonces jefe de Seguridad de BBVA.

Sin embargo, ha defendido que esa denuncia siguió el curso habitual. Así, ha explicado que se recibió, se llevó a cabo una pequeña investigación policial y, al ver que tenía fundamento, se dio traslado al Ministerio Público para dejar el asunto en sus manos.

LA COMIDA EN CANILLAS

A Vázquez también se le ha preguntado por una comida que tuvo lugar en el complejo policial de Canillas (Madrid) en enero de 2015, antes de que se presentara la denuncia, y a la que asistieron altos cargos policiales, incluidos él y el director general de la época, Ignacio Cosidó, y el entonces presidente de BBVA, Francisco González, entre otros.

El otrora responsable de la UDEF ha sostenido que fue una comida de corte institucional donde no se habló de la referida denuncia contra Ausbanc, según las fuentes citadas.

La declaración de Vázquez se completará este martes con la del propio Corrochano, que en un reciente escrito defendió que era "inimaginable" que Villarejo siguiera en activo cuando BBVA le contrató en diciembre de 2004, aseverando que "nunca" sospechó que la información que les daba procediera de bases policiales de acceso restringido.

Este mismo martes también comparecerá como imputado el ex consejero delegado Ángel Cano, que ya fue citado en julio de 2019 pero entonces se acogió a su derecho a no declarar "por estar en secreto las actuaciones". Ahora, según manifestó en un escrito, "tras la lectura de la causa y el estudio de las declaraciones prestadas por investigados y testigos", desea declarar "a fin de colaborar con la justicia en el esclarecimiento de los hechos".

En esta pieza separada 9 de la macrocausa 'Tándem', donde tanto BBVA como su ex presidente Francisco González están imputados, se investigan los servicios contratados por el banco a CENYT --buque insignia del grupo empresarial de Villarejo-- para distintos proyectos al menos entre 2004 y 2017. Por esos trabajos, la entidad habría pagado al comisario más de 10 millones de euros.