Ex presos del IRA dicen que en Euskadi también se debe pasar de la "criminalización" al diálogo y negociación política

Actualizado 13/06/2008 14:54:48 CET

BILBAO, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ex presos del IRA manifestaron hoy en Bilbao que en Euskadi, "como ocurrió en Irlanda", se debe pasar del escenario de "criminalización" del movimiento pro amnistía que tiene su reflejo en las causas abiertas en la Audiencia Nacional, "al del diálogo y, porteriormente, la negociación política".

En rueda de prensa en Bilbao, comparecieron hoy procesados en el sumario contra el movimiento proamnistía que se celebra en la Audiencia Nacional y que la próxima semana entra en fase final y una delegación de ex presos del IRA que visitan Euskadi para conocer cuál es la realidad y dar testimonio sobre su experiencia tanto en su condición de ex presos como en torno al conflicto irlandés y sus parámetros de resolución, explicó el portavoz del movimiento pro amnistía Julen Arzuaga.

Arzuaga indicó que la delegación de ex presos del movimiento republicano irlandés visita Euskadi "en un momento en que se pretende criminalizar la denuncia de la violencia de Estado, la solidaridad con los represaliados y presos políticos y las propuestas de resolución, que es el trabajo que hacia el movimiento pro amnistía y eso es lo que estamos enfrentando hoy en día en la Audiencia Nacional". Por ello, consideró que "su testimonio y experiencia nos ayudará".

Michael Coulbert, ex preso del IRA y, en la actualidad, director de la Asociación Coiste, que trabaja en defensa de los intereses de los ex presos republicanos, indicó que la realidad que han podido conocer en Euskadi en torno al juicio contra el movimiento pro amnistía "sucedió también en Irlanda, donde la voluntad de las autoridades británicas era criminalizar a todo el movimiento republicano".

Sin embargo, señaló que el Gobierno "tuvo que cambiar de parámetros y pasar de esa idea de criminalización a un escenario de diálogo y, posteriormente, de negociación política". "Las armas se han ido, hay métodos de trabajo en otros parámetros y esto no hubiese sido posible sin la participación activa de los ex presos políticos", subrayó.

Por su parte, Sean Lynch, también ex recluso de la organización, afirmó que "para que funcionara el proceso de paz en Irlanda y se desarrollara con éxito, una de las claves fue que se tratara absolutamente con todos los agentes y sujetos del conflicto y se abordarán todos los problemas que generaban el conflicto".

Lynch reconoció que "hubo mucha oposición a la excarcelación de presos", pero, según dijo, "ésta era una consecuencia lógica que venía de la propia negociación". En ese sentido, unió el concepto de excarcelación y amnistía con "decisiones políticas en clave de resolución".

Lynch dijo que para que la experiencia de Irlanda pueda "funcionar" en Euskadi los tres elementos básicos son "diálogo, comunicación y negociación".