La expresa de ETA Carmen Gisasola dice que los recibimientos no solo afectan a las víctimas y son "cuestión de ética"

Publicado 17/08/2019 15:44:17CET

BILBAO, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La expresa de ETA Carmen Gisasola afirma que los recibimientos a presos de la banda excarcelados no solo afectan a las víctimas e indica que no es "una cuestión de legalidad, es una cuestión de ética".

En una entrevista concedida a El Correo, recogida por Europa Press, Carmen Guisasola, exreclusa disidente de ETA, hace un balance positivo de la 'Vía Nanclares' a la que se acogió. Según explica, quienes siguieron ente proyecto de reinserción querían incidir en la necesaria desaparición de la banda y, posteriormente, en los pasos a dar dentro de la legislación penitenciaria y que estaban "prohibidos" dentro del colectivo, como solicitar cambios de cárcel o de grado.

A su juicio, abrieron "un camino" y cree que sirvió para que "desde la cárcel se pudiera aportar de otra manera, desde la libertad individual". "Entre otras cosas, nos sirvió para plantear desde nuestra propia experiencia en ETA la reflexión crítica del pasado como algo imprescindible para el futuro de nuestra sociedad", añade.

Ante el hecho de que solo una treintena de presos se hayan acogido a esta vía, Gisasola indica que era una situación "complicada" con el PP y Sortu "en contra".

"Lo penoso es que Sortu haya pasado este tiempo agotando sus cantinelas de salidas negociadas, alimentando unas esperanzas que desde la ruptura del proceso de Loiola sabía que eran irreales. Y ahora les dicen a los presos que no hay otra, que se busquen la vida", señala.

Gisasola critica que la línea oficial de la izquierda abertzale siga priorizando "el mantener la épica de ETA y seguir haciendo funambulismo en las declaraciones sobre la parte ética".

"En lo que respecta a nosotros, y a pesar de que han terminado por asumir lo que planteábamos -la desaparición de ETA, las vías legales- son aún incapaces de reconocer el daño que trataban de hacernos manipulando, insultando y poniéndonos a los pies de los burros. ¿Qué relación se puede mantener?", se ha preguntado.

RECIBIMIENTOS A PRESOS

Ante los recibimientos que se están dando a presos de ETA excarcelados, afirma que celebrar estos actos no solo afecta a las víctimas, sino que, "en general, no se ve bien que se haga de esa manera".

Tras indicar que ha habido otros presos, dirigentes de ETA, que no han querido se le haga este tipo de actos, ha indicado que "no es una cuestión de legalidad, es una cuestión de ética".

"Todo el mundo sabe lo que se está transmitiendo en este tipo de actos, la gente no es tonta. Lo que me sorprende es que luego algunos propongan que se podrían replantear esos 'ongi etorris' dentro de un acuerdo global que incluyera la situación de los presos. O sea, lo que antes era 'paz por presos', 'armas por presos' ahora es 'ongi etorris por presos'. Suena a broma pero así lo plantean", ha concluido.

Para leer más