Actualizado 30/05/2009 23:53 CET

FAS.- Unos 300 santanderinos aclaman a los Reyes a su llegada al Parlamento de Cantabria

Presidieron una cena de gala con productos de la gastronomía cántabra

SANTANDER, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Unos 300 santanderinos aplaudieron y vitorearon hoy a los Reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, a su llegada al Parlamento de Cantabria, institución que visitan por primera vez y en la que presidieron una cena con motivo de la celebración este fin de semana en la capital cántabra de los actos del Día de las Fuerzas Armadas.

Los Reyes fueron recibidos a la puerta de la Cámara cántabra por el presidente de la institución, Miguel Ángel Palacio; el delegado de Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez; el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna; la ministra de Defensa, Carme Chacón; el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general del Aire Julio Rodríguez y la vicepresidenta del Gobierno cántabro, Dolores Gorostiaga.

A su llegada, don Juan Carlos y doña Sofía saludaron a las numerosas personas que se habían concentrado en las inmediaciones del Parlamento, muchas de las cuales portaban banderas de España.

Posteriormente, entraron en el Parlamento, donde participaron en una recepción en la Sala de Banderas, firmaron en el Libro de Honor del Parlamento y, finalmente, presidieron una cena a la que asistieron 240 invitados.

Antes de la llegada de los monarcas fueron acudiendo al acto los distintos invitados, como los miembros del Gobierno de Cantabria, autoridades militares o el presidente de la patronal Ceoe-Cepyme, Miguel Mirones, además del senador socialista cántabro Jaime Blanco, presidente de la Comisión de Defensa del Senado, y la concejala del PSOE de Santander, Rosa Inés García, o el ex presidente de Cantabria y diputado nacional del PP, José Joaquín Martínez Sieso.

También asistió a la cena el jugador de golf Severiano Ballesteros, que se repone de un tumor cerebral, y que fue recibido entre numerosos aplausos por parte del público congregado. El de Pedreña fue saludado por el presidente del Parlamento y el delegado de Gobierno. Ballesteros también participó hoy en la jura de bandera que se celebró en Santander con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, en lo que constituyó su segunda aparición pública después de recibir el alta tras su enfermedad.

Posteriormente acudió el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, que al salir del coche saludó al público, que le recibió con aplausos, y que se acercó a departir con varias personas. También fue aplaudida y recibida con silbidos de elogio la ministra de Defensa, Carme Chacón, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

MENÚ.

En el menú de la cena de gala, celebrada en el patio del Parlamento cántabro habilitado para la ocasión, tuvieron un especial protagonismo los productos típicos de la gastronomía cántabra, como las anchoas, el pescado, o postres de sobao y almendrados de Torrelavega.

En concreto, estuvo compuesto por anchoas de Santoña con aceite de oliva virgen; espuma de tomate con gelee de frutos de mar y cuchara de bocarte marinado con crema fresca al eneldo; sopa cremosa de calabaza, habitas, trigueros y guisantes tiernos, con ravioli de bogavante, centollo y erizos del Cantábrico; lubina de la costa cántabra en compota de cebolla roja, con su jugo tostado sobre puré de coliflor; torrija caramelizada de sobao pasiego, con frutas de temporada, natillas, frambuesas y helado de leche de nuestros valles; y polkas y almendrados de Torrelavega, y cubo de chocolate con pistachos. Todo ello estuvo regado con vinos Ribera del Asón blanco cosecha 2008 y Rioja reserva 2003, y cava Gran Reserva 2005.

La cena comenzó con el tradicional brindis del Rey. En la mesa presidencial, con capacidad para doce personas, acompañaron a los Reyes la ministra de Defensa, el presidente del Gobierno de Cantabria y su esposa; la vicepresidenta regional, Dolores Gorostiaga; el presidente del Parlamento, Miguel Ángel Palacio; el delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez; el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna; o el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Julio Rodríguez.