Feijóo pide "responsabilidad" a los críticos con Rajoy para superar en el Congreso la "tempestad" interna del PP

Actualizado 23/05/2008 16:45:19 CET

Opina que si hubiese candidaturas alternativas a la presidencia del partido no ocurría este "episodio difícil" para los 'populares'

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, realizó hoy un llamamiento a la "responsabilidad" de los críticos con Mariano Rajoy para que el partido supere la "tempestad" interna que está viviendo, de forma que en el Congreso que deberá designar al líder de esta formación llegue el "sosiego".

"Hay que actuar con absoluta responsabilidad", enfatizó Feijóo tras ser preguntado en rueda de prensa por las dos concentraciones convocadas hoy en la calle Génova en apoyo de la presidenta del PP vasco, María San Gil, y del actual líder. Así, advirtió de lo que "vale en democracia" es "tomar la decisión" de presentar una candidatura para disputar el liderazgo.

En este sentido, remarcó que, hasta el momento, Rajoy ha sido el único en "asumir el riesgo" de someterse a la votación de los compromisarios en el Congreso de julio y admitió que, probablemente, si hubiese otras listas no estarían sucediendo este "episodio difícil" en la vida interna del partido.

De hecho, puso el ejemplo del Congreso que lo eligió a él líder de los 'populares' gallegos, en el que se presentaron cuatro candidatos, o el que designó a José Luis Rodríguez Zapatero secretario general del PSOE.

DISCUSIÓN NEGATIVA.

En cualquier caso, reconoció su preocupación por el desarrollo de los acontecimientos, tras la renuncia de San Gil a dirigir el PP del País Vasco y las críticas que se están vertiendo sobre Rajoy. De este modo, después de reiterar su apoyo al líder, señaló que existe una "discusión evidente", que calificó de "negativa" e "impropia".

Por ello, apeló a "hacer una reflexión" que acabe con estos "problemas" entre las "distintas sensibilidades" de la formación conservadora, que se están poniendo de manifiesto desde la derrota electoral del 9 de marzo. A su juicio, el origen de estos conflictos está en que los 'populares' no entienden cómo no ganaron las elecciones a un "mal presidente", José Luis Rodríguez Zapatero.

"Pero después de la tempestad llegará la calma", proclamó, y minimizó la importancia de salidas de la primera línea política como la de San Gil, ya que, "a pesar de las discrepancias", no se produjeron "muchas" bajas, y lo comparó con el PSOE, del que se fueron dirigentes como Pasquall Maragal o Rosa Díez.

SIN FOTOCOPIAS DE TOURIÑO.

Con todo, descartó que esta "tempestad" se traslade al PP gallego y enmarcó en la normalidad el proceso de renovación que está viviendo el partido. "Nosotros lo estamos haciendo con sosiego", aseveró en contraposición a l que se vive en el ámbito estatal.

Por otra parte, volvió a manifestar su disposición a dialogar con el BNG si en las próximas elecciones gallegas le falta algún escaño para gobernar. Con todo, remarcó que no pactaría en las condiciones en que lo hicieron socialistas y nacionalistas. "No quiero ser un 'Touriño'", enfatizó, e ironizó con que ya es suficiente con el "original" y resulta innecesaria una "mala fotocopia".