Publicado 30/07/2021 11:35CET

Feijóo se queja de "un trato cada vez más asimétrico" y espera que Sánchez "escuche" a los presidentes autonómicos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3i), y el rey Felipe VI (4i), posan junto a todos los presidentes autonómicos de España, salvo el presidente de la Generalitat de Cataluña.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3i), y el rey Felipe VI (4i), posan junto a todos los presidentes autonómicos de España, salvo el presidente de la Generalitat de Cataluña. - Jesús Hellín - Europa Press

SALAMANCA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha quejado --con el foco en Euskadi y en Cataluña-- de que hay en España "un trato cada vez más asimétrico". "Espero que esta reunión informal sirva al menos para que nos escuchemos y para que el presidente (Pedro Sánchez) nos escuche", ha apelado.

A la entrada en la XXIV Conferencia de Presidentes, en Salamanca, ha vuelto a lamentar que esta cita "no" se puede considerar como tal una Conferencia de Presidentes porque no se ajusta al reglamento que establece una cumbre así.

En todo caso, ha repasado las cuestiones que lleva en cartera --más vacunas, la propuesta de ampliar el uso de Janssen, la petición de una ley de pandemias o la generalización del certificado de vacunación para entrar en establecimientos en zonas con mucha incidencia covid-- y ha remarcado su deseo de que esta cita permita al menos que los presidentes sean "escuchados" por el jefe del Ejecutivo central.

En cuanto al reparto de fondos europeos, con el foco en los Next Generation, Feijóo ha pedido "un poco de respeto por la concurrencia y la transparencia" en su asignación. "No sabemos cómo se asignan, siempre ganan unos y pierden otros", ha lamentado, para añadir que también es preciso avanzar en la lucha contra la crisis demográfica.

Finalmente, ha incidido en que País Vasco llega a la cumbre tras una reunión previa de la que salieron "acuerdos y además económicos", mientras que el presidente catalán no acudirá porque se puede sentar bilateralmente como "socio" del Gobierno central sin que los demás sepan "lo que se trata". "Hay un trato cada vez más asimétrico", ha lamentado.