Felipe González dice que el PSOE era republicano cuando la monarquía no respetaba la democracia

Publicado 03/06/2014 13:11:40CET

Cree que el Rey ha hecho una reflexión sobre la institución y que Felipe VI tendrá que ejercer con "ejemplaridad" e "impecabilidad"

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE Felipe González ha afirmado este martes que su partido "era republicano en tanto la monarquía no respetaba la democracia", y que "eso fue lo que cambió" para que los socialistas la apoyasen.

En una entrevista en la Ser recogida por Europa Press, González ha recurrido así a palabras del que fuera presidente de su partido en la II República y el exilio, Indalecio Prieto, y ha afirmado que el PSOE es en realidad "accidentalista", de manera que "si la monarquía no gustaba de la democracia, el PSOE, que vivía de y con la democracia, no gustaba de la monarquía".

Para el expresidente del Gobierno, lo que ha cambiado es el apoyo de la monarquía a la democracia, y eso lo entendió no sólo el PSOE, sino también el que fuera líder del PCE Santiago Carrillo, que vio que "el elemento fundamental" es que hubiera reglas del juego democráticas.

"A lo mejor alguno de los actuales dirigentes no lo saben, aunque tienen edad para saberlo", ha añadido, en un momento en que los dirigentes de IU reclaman un referéndum sobre la forma de Estado, al igual que otros partidos y que las Juventudes del PSOE.

Aunque ha relatado que Don Juan Carlos le preguntó en alguna ocasión por qué era republicano --"fue muy divertida la conversación", ha dicho--, sí ha pedido a quienes quieran hacer un referéndum "que sean demócratas" y se propongan obtener "la mayoría necesaria para reformar las reglas de funcionamiento". "Eso es respetable, pero no que se quieran saltar las normas", ha dicho, aunque lo defiendan "las juventudes" de su partido o las "vejetudes".

DERECHO A DECIDIR, CONFORME A LAS NORMAS

González ha hecho esa misma reflexión para el caso de Cataluña, afirmando que en democracia hay dos elementos de legitimación: la decisión por mayoría respetando a las minorías y el respeto a las reglas del juego. "¿Quién se opone al derecho a decidir? Nadie, yo también quiero decidir", ha dicho, antes de recalcar que no se puede decidir "contra las reglas del juego".

Así, ha defendido que si alguien quiere cambiar las reglas del juego tiene que hacerlo por las vías democráticas y, además, sobre el ámbito territorial español "la mayoría que decide, si se toma la decisión de avanzar, es la mayoría de los españoles".

El expresidente ha insistido en su defensa de una reforma federal de la Constitución para evitar "el choque de trenes" fruto del "inmovilismo" de la Generalitat y del Gobierno, para hacer de la descentralización algo "seguro", "no reversible" y con lo que nadie se sienta "amenazado".

De este modo, ha insistido en que él es partidario de una reforma de la Constitución, pero desde hace tiempo, no por la nueva coyuntura surgida por la abdicación del Rey.

TENDRÁ QUE COMPRENDER EL ESTADO DE ÁNIMO DE LA GENTE

A su juicio, la decisión del Rey de abdicar es fruto de una "reflexión sobre la institución, más allá de su persona", y cree que podría servir para dar un nuevo impulso "si se ponen las cosas en su sitio". En este sentido, ha apuntado que el Príncipe "tiene que hacerse cargo del estado de ánimo de la gente" que sufre la crisis y, además, ejercer con "ejemplaridad" e "impecabilidad".

Además, cree que debe comprender que, a diferencia de hace 50 años cuadno existía el comunismo, ahora hay "una crisis del sistema sin alternativa sistémica" y "habría que emprender una profunda reforma del sistema para que tenga la estabilidad que sólo da el reparto justo de beneficios y sacrificios".

González ha asegurado que la secuencia de la decisión es tal como se relató ayer, que el Rey decidió abdicar hace tiempo y luego hizo "una cosa típica de su carácter", esperar hasta que ha estado a pleno rendimiento para que no se interpretase su marcha por motivos de salud.

Así, aunque siempre había opiniones sobre si el momento para hacerle efectiva es o no el más adecuado, cree que Don Juan Carlos ha hecho un esfuerzo por respetar el periodo electoral, aunque "no es su obligación", así que cree que ha "acertado" desde la reflexión.

CIERTA MOLESTIA PORQUE LO ANUNCIÓ RAJOY

No obstante, sí ha reconocido que le causó "extrañeza y cierta molestia" que el anuncio de la abdicación lo hiciese primero el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Además, está convencido de que el 'caso Nóos', en el que están imputados su hija y su yerno, no ha influido en esta decisión, aunque sí le haya "hecho sufrir, como a todos los miembros de la Casa".

González ha asegurado que el Rey ayuda "en el día a día", en el plano internacional, que tiene más interlocución que nadie y que colabora en deshacer situaciones difíciles. Y aunque ha cometido algunos "errores", algunos de tipo personal, ha recordado que quien gobierna es el Gobierno y el Rey ejerce la tarea de representación tal cómo éste le pide.