29 de marzo de 2020
 
Actualizado 27/09/2008 14:59:57 CET

Financiación.- ERC avisa a CiU de que no puede ir más allá del Estatut y pide al PSC que sea firme ante el PSOE

BARCELONA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de ERC, Joan Ridao, celebró hoy el acuerdo entre Govern y CiU para presentar una resolución conjunta en el Parlament con los ejes básicos de la propuesta catalana de financiación, pero advirtió a CiU de que no puede ir más allá del Estatut en sus reivindicaciones, y reclamó al PSC que sea "flexible" con la federación y firme ante el PSOE.

En rueda de prensa, Ridao subrayó que CiU no puede "hacer decir al Estatut lo que no dice", y recordó que el propio líder de la federación, Artur Mas, recortó junto con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, las "aspiraciones que salieron del Parlament".

También tuvo palabras para el PSC, a quien pidió flexibilidad en la negociación con CiU y, sobre todo, que "no baje la guardia" ante el PSOE. "Ni Cataluña ni el Govern de la Generalitat serán responsables de los daños colaterales que puedan surgir en sus relaciones" con el PSOE, indicó Ridao, que añadió que "nadie se cree que si hay un buen acuerdo, eso pueda poner en peligro la continuidad del Gobierno" de Zapatero. De hecho, opinó que el PSC "ha bajado la guardia en las últimas semanas", por lo que le exigió que mantenga la firmeza.

El líder republicano celebró que la unidad no se haya roto y que se concrete la semana que viene en el Debate de Política General, con una resolución que pondrá el acento en lo que une a ambas partes y aparcará las diferencias que existen entre Govern y CiU. Será, en su opinión, un "gesto de fortaleza" ante el Ejecutivo central.

DIFERENCIAS

Ridao quiso concretar cuáles son estas diferencias, así como los puntos en los que no ve inconveniente en ponerse de acuerdo. El secretario general de ERC vio dificultades en tres de los nueve puntos que configuran el documento sobre el que se está trabajando.

Una de ellas, según él, es la "pretensión" de CiU de garantizar el rendimiento íntegro de la cesta de impuestos, cuando Mas y Zapatero, remarcó, pactaron que los recursos financieros que la Generalitat logre a partir de la recaudación de impuestos tendrían que servir para contribuir a la nivelación. "Esta solidaridad a través del fondo de suficiencia la determina de forma unilateral el Estado", recordó.

Igualmente, subrayó que no se puede calcular, como a su juicio hace CiU, el principio de ordinalidad sobre la recaudación por cápita, sino en función de la renta por cápita. Como tercer punto de discordia, señaló el fondo específico de garantía de la nivelación que pretende incluir la federación, que sólo sería posible, en opinión de Ridao, si se aceptasen los dos puntos anteriores.

Tras repasar las diferencias, apuntó también los puntos en que puede haber acuerdo, como que se cuantifique la cifra resultante del modelo sin hacerla pública y que el Consorcio Tributario se transforme en una administración tributaria única que recaude todos los impuestos.

Además, ERC está de acuerdo en explicitar claramente que Cataluña no tiene por qué quedar vinculada a un acuerdo logrado de forma multilateral, y en la necesidad de reforzar la propuesta del Govern a partir de la doctrina de los letrados del Parlament. Asimismo, los republicanos coinciden en que es necesario reclamar al Estado una ley singular para Cataluña de cesión de tributos, en lugar de la que se aprobará para todas las comunidades.

ERC, ESENCIAL PARA LA UNIDAD

Ridao defendió el papel de ERC como el "aceite que ha ido engrasando poco a poco las diferencias entre CiU y PSC cuando han ido chirriando". De hecho, subrayó que en gran medida ha sido la presión de ERC dentro del Govern la que hizo posible la reunión de ayer.

Recordó que han defendido desde el primer momento la unidad, que ha "roto los esquemas" de los partidos españoles, "muy acostumbrados a ver que los catalanes están muy desunidos", como ocurrió con el Estatut.

Fue el ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, según él, el que primero expresó su "contrariedad" ante la unión de los partidos catalanes. Ridao añadió que lo mismo hizo ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, "que tanto hizo por la desunión catalana en el Estatut".

Igualmente, remarcó que un buen acuerdo "no dejará de ser un parche", pues no servirá para que Cataluña disponga de los recursos necesarios. Aun así, admitió que un mal acuerdo sería un "auténtico desastre".

A la vista que esta negociación es consecuencia directa de la que llevaron a cabo Mas y Zapatero, advirtió de que CiU y PSC deben "asumir la responsabilidad" en caso de no lograr un mal modelo. "ERC no hará nunca más el papel de sospechoso y culpable habitual ante una mala negociación con el Estado", avisó.

PRESUPUESTOS

En cuanto a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), indicó que no reflejan el fondo de suficiencia, por lo que es "inviable" hacer cualquier proyección del modelo de financiación.

De todas formas, como dijo ayer, opinó que los PGE no sirven para afrontar la crisis. "El Gobierno no es que haya suspendido el examen, es que ni siquiera se ha presentado", argumentó Ridao, que subrayó que no hay propuestas anticrisis, como tampoco se incluye el modelo de financiación.

Por ello, indicó que no están en condiciones de apoyarlos, igual que es "evidente" que las posiciones entre ERC y el resto de partidos catalanes y el Gobierno están ahora mismo "muy lejos de un posible acuerdo".