Actualizado 19/11/2007 19:31 CET

Fiscalía dice que los vertidos de HC en la reserva de Somiedo son un "grave riesgo" para el ecosistema

Los técnicos valoran los perjuicios medioambientales en 26.040 euros y los daños al Dominio Público Hidráulico en 5.998 euros

OVIEDO, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fiscal especial en asuntos de Medio Ambiente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), Joaquín de la Riva, aseguró que los vertidos de lodo que afectaron a las aguas del río Somiedo, arrojados presuntamente por la empresa HC Energía, suponen "un grave riesgo" para el ecosistema fluvial ya que la zona afectada "está en pleno corazón de una reserva natural protegida".

De la Riva, en declaraciones a Europa Press, aseguró que los técnicos en Medio Ambiente realizan los informes pertinentes para que completen la instrucción de la causa penal en el Juzgado de Instrucción número 1 de Grado después de que el Ministerio Fiscal interpusiese la denuncia en el juzgado moscón.

Según la denuncia de la fiscalía de Medio Ambiente, a la que tuvo acceso Europa Press, durante los días 25 y 26 de septiembre de 2006, las aguas del río Somiedo, en un tramo de once kilómetros (entre la presa de La Malva y Aguasmestas), comenzaron a bajar "totalmente turbias" como consecuencia de los lodos y sólidos vertidos durante el vaciado de las presas de Saliencia y Somiedo para efectuar labores de reparación de una fuga de agua de unos 30 litros por segundo en el canal principal de la central de la Riera.

Para llevar a cabo la reparación se abrió la compuerta de fondo del canal, situado a unos 500 metros aguas abajo del azud de La Malva, lo que produjo una mayor velocidad en el flujo del agua y con ello una "movilización de los sedimentos" depositados en el vaso del embalse de La Malva.

Las reseñadas labores de reparación, según consta en el escrito de denuncia de la fiscalía, y consiguiente apertura de la compuerta de fondo, se efectuaron "sin comunicación" a la Confederación Hidrográfica del Norte (CHN), que abrió un expediente sancionador a la empresa que se encuentra en suspenso hasta que se adopte la decisión judicial.

La apertura de la compuerta también se abrió sin la autorización de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras del Principado y a la Dirección del Parque Natural de Somiedo y, por tanto, sin autorización de los organismos, así como sin realizar la preceptiva Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental exigida por el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias y "sin respetar el caudal ecológico".

Diversos análisis efectuados y por las inspecciones realizadas por técnicos y agentes de la autoridad, valoraron los daños al Dominio Público Hidráulico en 5.998 euros y unos perjuicios medioambientales valorados en 26.040 euros. Los hechos narrados ocurren en el interior del Parque Natural de Somiedo, Reserva de la Biosfera, en una Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y en un Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

Por ello, la fiscalía entiende que tales hechos revisten, al menos, caracteres de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente del artículo 325 del Código Penal ya que los vertidos suponen un "grave riesgo" para el ecosistema fluvial del rió Somiedo, "como se acredita por los peces muertos recogidos que presentaban abundante lodo en agallas y boca por la sedimentación".

Los muestreos de pesca eléctrica pusieron de manifiesto la disminución de la densidad piscícola, aguas abajo del punto del vertido, por lo que se declaró vedado a la pesca el río Somiedo hasta la confluencia con el río Pigüeña.