Forcadell defiende ante el TC la resolución del referéndum y critica al Gobierno

Actualizado 18/01/2017 19:21:14 CET
Pleno del Parlament
EUROPA PRESS
 

Presenta un informe al TC firmado por otros cuatro miembros de la Mesa

BARCELONA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha enviado este miércoles un informe al Tribunal Constitucional (TC) que defiende la resolución sobre un referéndum unilateral aprobada en el Debate de Política General del Parlament de octubre y que el Gobierno central impugnó.

"Si se persigue a quien permite la libertad de expresión, la democracia desaparece y el marco político tiene otro nombre: no democracia", afirma el documento.

También lo firman otros cuatro miembros de la Mesa: Anna Simó, Lluís Corominas, Ramona Barrufet (JxSí) y Joan Josep Nuet (SíQueEsPot); los miembros de la Mesa que no lo firman son el vicepresidente segundo, José María Espejo-Saavedra (C's), y el secretario segundo, David Pérez (PSC).

Se trata del informe que el TC pidió el 20 de diciembre a la Mesa, que ahora insta al Alto Tribunal a desestimar el incidente de ejecución planteado por el Gobierno central contra la resolución del referéndum.

El Ejecutivo central planteó un incidente de ejecución al entender que la decisión de la Mesa de tramitar esta propuesta de resolución sobre el referéndum contravenía una anterior sentencia del TC sobre otra iniciativa soberanista.

Forcadell y los otros cuatro miembros de la Mesa no sólo defienden que el Parlament tienen derecho a impulsar resoluciones sobre el referéndum, sino que aseguran que esta en concreto "tiene un carácter autónomo", por lo que no desobedece anteriores sentencias del TC.

"Cuando lo que se busca no es el cumplimiento de la legalidad, sino anular la discrepancia política haciendo un mal uso de los tribunales, lo que hay que proteger no es la voluntad del Gobierno del Estado sino la democracia", concluye el informe.

Así, Forcadell defiende que el TC debería precisamente proteger que el Parlament pueda debatir iniciativas sobre el referéndum frente al Gobierno central, que busca "conculcar derechos fundamentales".

La presidenta, como ya ha alegado en anteriores ocasiones, defiende que la Mesa no puede frenar iniciativas de los diputados como esta resolución, ya que entonces estaría actuando como un "órgano de censura previa".

INQUIETAR EL ESTADO

El informe también alega que tanto el TC como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos "han declarado que la libertad de expresión vale tanto para la difusión de ideas y opiniones favorables, como también para aquellas que son contrarias, chocan o inquietan al Estado".

Forcadell, Corominas, Simó, Barrufet y Nuet concluyen que las advertencias del TC son de una vaguedad y ambigüedad que, si se interpretaran de forma extensiva, ponen en riesgo la base de la autonomía parlamentaria, el derecho de participación, el pluralismo político y la libertad de expresión".