Actualizado 08/08/2009 16:59 CET

Fundación Joxe Mari Kortaren Bidetik insta al diálogo para lograr la paz en Euskadi sin depender "sólo" de los políticos

Un centenar de personas se concentran en Zumaia para recordar al que fuera presidente de la patronal guipuzcoana asesinado hace nueve años

ZUMAIA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Fundación Joxe Mari Kortaren Bidetik, Jesus Mari Mujika, instó hoy a la sociedad vasca a "dialogar", de manera "respetuosa pero valiente", para "buscar una salida" al conflicto político, porque "la paz no puede depender sólo de los políticos profesionales" que "muchas veces ahondan en las diferencias" en lugar de "recalcar lo que nos puede unir".

Mujika hizo en declaraciones a los medios tras tomar parte en la concentración silenciosa que tuvo lugar en Zumaia a las 12.00 horas en memoria del que fuera presidente de la patronal guipuzcoana, Adegi, frente a su empresa dedicada a la fabricación de usillos a bolas, donde hace nueve años ETA colocó un coche bomba que le causó la muerte.

El portavoz de la fundación, creada tras el asesinato de Korta para "luchar por la paz y la riqueza de este país", lamentó la "delicada situación" por la que pasa la situación política vasca actualmente, al tiempo que indicó que "nadie hubiera esperado que nueve años después" de aquella muerte se volvieran a repetir atentados como los perpetrados este mes en Burgos y Mallorca.

En esta concentración tomaron parte alrededor de un centenar de personas, entre las que se encontraban familiares del homenajeado, como sus hermanos, su viuda, Marian Zearreta y el menor de sus hijos, así como trabajadores de Korta S.A., y representantes institucionales y del empresariado vasco, como la diputada de Presidencia de Guipúzcoa, Edurne Egaña, o el que fuera secretario general de Adegi, Jose Mari Ruiz de Urchegi; Jesus Alberdi de Elkargi; o José Ramon Beloki, diputado del PNV en el Congreso.

El acto tuvo lugar junto al monolito que recuerda a Korta frente a su empresa y en el que se habían depositado dos centros de flores, velas y dos fotografías del empresario asesinado por ETA. La hermana del homenajeado, Carmen Korta, colocó otro ramo de flores antes de que transcurrieran los quince minutos de silencio, cerrados con los aplausos de los asistentes.

Mujika consideró necesario "desarrollar todo tipo de iniciativas que contribuyan a que la gente se dé cada vez más cuenta que sólo podemos convivir de forma digna si superamos la violencia y desarrollamos una paz cada vez más fundada en la justicia", al tiempo que instó a la sociedad vasca a "aprender a dialogar" de forma "respetuosa y valiente" para "buscar una salida a esto, porque no puede continuar así".

El portavoz de la Fundación Joxe Mari Kortaren Bidetik insistió en que "el diálogo", pero "no sólo entre políticos" sino "entre toda la gente" aunque "piense de manera diferente", es "la única manera" de lograr la paz. "Tenemos que salir de esto, no es posible que unos digan A y otros B cuando resulta que vivimos todos juntos", incidió. Además, acusó a la clase política de "ahondar las diferencias en lugar de recalcar lo que nos puede unir".

USO "PARTIDISTA"

Por otro lado, explicó que la Fundación Joxe Mari Kortaren Bidetik pretende "contribuir a que la ola de rechazo social a la violencia de ETA se vaya extendiendo y profundizando", procurando que "el dolor de las víctimas y de todos los que han sufrido injustamente la violencia nunca sea utilizado de forma partidista" porque hacerlo "no es digno".

Además, indicó que también busca ayudar a que "la gente se de cuenta que la paz sólo es posible desde el compromiso por la paz de la sociedad civil". "La paz no puede depender sólo de los políticos profesionales", añadió.

Joxe Mari Korta fue asesinado por ETA el 8 de agosto de 2000 al explosionar una bomba en un vehículo estacionado junto al suyo en las inmediaciones de la empresa Korta S.A. en Zumaia. Esta tarde tendrá lugar, a las 19.00 horas, una misa en su memoria en la Parroquia de Zumaia.