Actualizado 07/04/2008 15:40 CET

García (APM) cree que se demostrará que el juez Tirado "no incurrió en dejadez grave ni desidia reprochable"

BILBAO, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Antonio García, defendió hoy "la honorabilidad" del titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla, Rafael Tirado, y consideró que las investigaciones demostrarán que el magistrado "no incurrió en dejadez grave ni desidia reprochable" que pueda conllevar una sanción "de naturaleza muy grave".

Antonio García se refirió, de esta forma, al hecho de que la comisión disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) haya acordado por unanimidad abrir a Tirado expediente por "falta muy grave de desatención" ante "la pasividad, dejación y ausencia de control" en la que, en su opinión, podría haber incurrido a la hora de ejecutar la sentencia por abuso a su hija del presunto asesino de Mari Luz.

En declaraciones a Europa Press, el representante de la APM manifestó que "de lo que se trata es de que la investigación que, a raíz de la incoación de este expediente tiene necesariamente que llevar a cabo el CGPJ, sea completa, profunda y absolutamente exhaustiva".

"Desde luego, que se determinen todas y cada una de las circunstancias en las que los hechos se han producido. Y si es que, a la vista de eso, se deduce algún tipo de responsabilidad susceptible de alcanzar al magistrado, que se depure imponiéndole la sanción que, con la Ley en la mano, corresponda", señaló.

No obstante, precisó que, "en tanto eso no ocurra, Don Rafael Tirado goza, como no podía ser de otra forma y como ciudadano que es, amén de juez, del derecho a la presunción de inocencia". "Lo que no cabe hacer, bajo ningún concepto, es responsabilizarle, poniendo en duda su honorabilidad y su dedicación, cualificación y quehacer profesional", precisó.

García aseguró que esto "sólo puede ser cuestionado si, a la luz de esa investigación, algo apunta un comportamiento desatento, apático o dejado por parte de este magistrado".

"Y, desde luego, por las informaciones que manejamos y por el conocimiento que tenemos de la trayectoria y el quehacer profesional de ese magistrado, desde luego, lo que creemos es que, al final, las cosas quedarán esclarecidas y aclaradas, arrojarán la suficiente luz y demostrarán que este magistrado no incurrió en ningún tipo de dejadez grave ni de desidia reprochable, hasta el punto de poder ser sancionada o corregida con una sanción de naturaleza muy grave", concluyó.