El GEO tomó la mansión de Al Kasser en Marbella ante el riesgo de que hubiese guardaespaldas armados

Actualizado 08/06/2007 15:07:48 CET

El presunto traficante de armas será conducido hoy a la localidad malagueña en un avión de la Policía para que presencie el registro

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una unidad del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía se desplazó ayer jueves desde su base central en Guadalajara hasta Marbella para tomar la mansión propiedad de Monzer Al Kassar y evitar la posible destrucción de pruebas. La participación de la unidad de élite de la Policía en la acción estuvo motivada por el temor de que en el interior de la finca hubiese individuos armados que opusiesen resistencia, algo que al final no se produjo, informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

El asalto a la casa de Marbella, en el que también participó el Grupo de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado (GRECO) de la Costa del Sol, se produjo de forma casi simultánea a la llegada de Al Kassar al aeropuerto de Barajas. El presunto traficante de drogas y armas sirio iba acompañado de dos guardaespaldas cuando fue abordado, alrededor de las 19:15 horas, por miembros del Grupo de Fugitivos de la Policía Judicial. Mientras, los 'Geo' encontraron en la mansión de Marbella a once personas, entre miembros del servicio y del equipo de seguridad de Al Kassar, todos desarmados.

Al Kassar ha pasado la noche en dependencias policiales y a las 10:30 horas de hoy fue conducido ante el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, quien se encuentra de guardia esta semana, informaron a Europa Press fuentes jurídicas. Al Kassar fue conducido hasta el Juzgado esposado y sonriente, vistiendo ropa deportiva y zapatos de ante, con el pelo canoso y bastante más avejentado que la vez anterior que compareció ante la Audiencia Nacional hace diez años.

EN UN AVIÓN DE LA POLICÍA.

A lo largo del día, Mozer Al Kassar será trasladado a Marbella y hasta que no llegue, explicaron las fuentes citadas, no podrá comenzar el registro de la mansión. El traslado se realizará en un avión del Cuerpo Nacional de Policía.

Monzer Al Kassar está reclamado por el Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York por múltiples cargos: conspiración para proporcionar ayuda y medios materiales a una organización terrorista, conspiración para matar a ciudadanos americanos, conspiración para matar a oficiales americanos, conspiración para usar y adquirir misiles antiaéreos, y por blanqueo de capitales.

Fuentes policiales explicaron a Europa Press que uno de los delitos que los estadounidenses persiguen de Al Kasser es la venta de armas a las FARC, una operación financiada a través del tráfico de cocaína. Las autoridades americanas han mostrado su satisfacción por la detención, informó el Ministerio del Interior.