Actualizado 03/05/2007 19:38 CET

Gesto critica que quien no se desvincula de la violencia exija su derecho a hacer política como "si fuera compatible"

Pide a ETA que asuma su responsabilidad y abandone la violencia y reclama unidad "inquebrantable" contra el terrorismo

BILBAO, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Gesto por la Paz reiteró hoy su exigencia a ETA de que "asuma su responsabilidad" y abandone la violencia ya que considera que no existe "ninguna evidencia" que "desmienta la amenaza de volver a atentar". Asimismo, acusó a quienes "no terminan de desvincularse" de la violencia de "ignorar su responsabilidad" y de reclamar su derecho a hacer política "como si fuera compatible" con el uso de la violencia.

En un comunicado, el colectivo reclamó también la unidad "inquebrantable" en la lucha contra el terrorismo e instó a la ciudadanía a participar en el acto que realizará este sábado, a las doce y media del mediodía, en la Plaza Ernesto Ercoreka de Bilbao con el lema "Es nuestro derecho, paz y libertad. ETA ez".

El colectivo ha repartido el manifiesto elaborado con este lema, desde su presentación el pasado 30 de marzo, "entre cientos de personas cercanas a la organización y entre miles de personas anónimas que lo recogieron en la calle durante los repartos realizados" en las capitales vascas y navarra, según explicó en un comunicado.

Gesto anunció que pretende seguir difundiendo este documento para dar a conocer su contenido porque considera "fundamental" continuar exigiendo a ETA que "asuma su responsabilidad" ya que es quien "tiene que tomar la decisión de abandonar la violencia".

En este sentido, censuró que la banda "mantiene el empeño de suplantar la voluntad democrática de la ciudadanía de este país a través del terror" y alertó de que, de hecho, "no existe ninguna evidencia que desmienta la amenaza de ETA de volver a atentar". "Más bien todo lo contrario", lamentó.

En este contexto, estimó que "mirar hacia otro lado no es más que engañarnos: ETA es la única responsable de sus actos y a ella le tenemos que exigir el final del terror".

De la misma manera, aseguró que "quienes respaldan a ETA o quienes no terminan de desvincularse de la aceptación del uso de la violencia" pretenden "ignorar su responsabilidad" y continúan en la exigencia de su derecho a hacer política como "si fueran compatibles el ejercicio de la política y el uso de la violencia".

A su entender, "este mundo tiene que asumir que ellos tienen una gran responsabilidad y que, de una vez por todas, tienen que renegar de quienes tienen las pistolas". "Tienen que terminar con la dictadura de las armas, si es que realmente quieren hacer una apuesta política", insistió.

"RADICAL DESLEGITIMACIÓN"

Además, destacó que la respuesta de los partidos políticos ante "el grave problema de la violencia" debe que ser "clara y nítida" en cuanto a su "radical deslegitimación". De esta manera, señaló que el terrorismo es un ataque a "los pilares más básicos de nuestro sistema democrático" y, consecuentemente, "su lucha exige una unidad inquebrantable que parta de principios y valores previos a las legítimas discrepancias partidistas".

Gesto por la Paz subrayó la necesidad de "salir a la calle con este mensaje" ya que "el problema al que nos enfrentamos es el terrorismo y su final o su persistencia durante años".