El Gobierno aprueba hoy la equiparación de los derechos de los británicos a los de los ciudadanos comunitarios

El secretario de Estado para la UE, Luis Aguiriano
DESAYUNOS TVE - Archivo
Publicado 18/01/2019 11:26:29CET

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobará hoy, previsiblemente, la equiparación de los derechos de los ciudadanos británicos a los de los ciudadanos comunitarios, según ha avanzado el secretario de Estado para la UE, Luis Marco Aguiriano.

En una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, Aguiriano ha puntualizado que se equipararán los derechos salvo el de votar en las elecciones europeas --puesto que la Reino Unido sale de la Unión-- y que están previstas especificidades en el acceso al sistema de sanidad pública.

Este reconocimiento de derechos está sujeto a reciprocidad, es decir, a que Reino Unido reconozca los derechos de los españoles que residen allí. Aguiriano ha recalcado que los derechos de los ciudadanos son la prioridad para el Gobierno en el caso de un Brexit sin acuerdo.

A la espera de que la primera ministra Theresa May, presente su alternativa tras la derrota parlamentaria del acuerdo negociado con la UE, el responsable español ha advertido de que la UE no le dará "más tiempo porque sí".

"Tiempo ha tenido, si quiere más tiempo es porque propone algo que cambie la situación y que realmente necesite tiempo", ha argumentado. A su juicio, puede haber varias situaciones, incluyendo que May dimita o que convoque elecciones o un segundo referéndum, aunque "lo está negando de momento".

El problema, ha alegado, es que en Reino Unido no hay ninguna mayoría a favor de una propuesta "constructiva", sino que el acuerdo fue derrotado por "un conglomerado de opiniones que han conformado una mayoría negativa por motivos muy diversos".

En todo caso, ha recordado que la UE ya ha dicho "por activa y por pasiva" que el acuerdo que fue "derrotado espectacularmente" no es renegociable, que es May quien tiene que aportar propuestas y que para que haya diálogo es ella quien tiene que mover alguna de sus "líneas rojas".

En ese sentido, ha aventurado que tal vez proponga que Reino Unido tenga con la UE algún tipo de acuerdo comercial como los que la Unión tiene con Noruega o con Canadá, pero, aun así, ha puesto en duda que esa opción pueda tener mayoría parlamentaria.