Actualizado 15/10/2018 15:38 CET

El Gobierno lamenta que la anécdota del primer besamanos de Sánchez en un 12 de Octubre se eleve a categoría

Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario
Marta Fernández Jara - Europa Press

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha lamentado este lunes que una "anécdota" como la protagonizada por el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y su esposa, Begoña Gómez, en el besamanos de la recepción que los Reyes ofrecieron en el Palacio Real este pasado 12 de Octubre, día de la Fiesta Nacional, haya sido "elevada a categoría por muchos".

Así se ha manifestado la ministra de Educación, FP y portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, en relación con el malentendido que se produjo cuando Sánchez y Gómez se colocaron junto a los Reyes en el inicio de esa línea de saludos durante unos segundos, antes de que los servicios de protocolo de Zarzuela les indicaran que debían abandonar la sala.

La imagen grabada por los periodistas gráficos daba a entender que el presidente y su esposa pretendían saludar al resto de los invitados junto a los Reyes, si bien tanto el propio Sánchez como la Casa del Rey explicaron que el presidente y su esposa se limitaron a seguir las instrucciones que los servicios de protocolo de Zarzuela les habían dado.

"El presidente y su esposa siguieron escrupulosamente las indicaciones recibidas por la propia Casa Real", ha reiterado Celaá, que no ha podido confirmar que el objetivo que se buscara fuera hacer una foto de los representantes de los tres poderes del Estado arropando al Rey justo un día después de que el Parlament aprobase una resolución reprobando su actuación por el discurso del 3 de octubre de 2017.

"No sé si se quería buscar o no", ha admitido Celaá preguntada por algunas versiones publicadas en los medios de comunicación que apuntan en este sentido. En cualquier caso, la portavoz del Gobierno ha juzgado que una foto de los tres poderes del Estado junto a los Reyes en un 12 de octubre es "siempre bienvenida", y en esta ocasión en particular, justo un día después de la resolución del Parlament, también hubiese sido "adecuada", dado que esa resolución de la Cámara catalana fue "muy mal recibida" por el Gobierno.

Pero "no es ésa la explicación" dada por la Casa del Rey sobre el malentendido en la línea de saludos, ha recordado Celaá, sino que se trató de "una cuestión de mero trámite dentro de la fila para que el presidente y su esposa permanecieran con el Rey hasta que la fila se reanudara".

A la portavoz también se le ha preguntado por los abucheos que recibió el presidente por parte del público asistente al desfile militar del 12 de octubre. Celaá ha indicado que el Gobierno enmarca estas manifestaciones en la "libertad de expresión", pero ha señalado que "los insultos deberían estar fuera de toda crítica política", además de apuntar que en ocasiones este tipo de abucheos "no son muy espontáneos".

Para leer más