Actualizado 17/02/2007 21:09 CET

El Gobierno de C-LM manifiesta su rechazo por el caso de violencia ocurrido en El Real de San Vicente (Toledo)

TOLEDO, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla-La Mancha manifestó hoy su rechazo e indignación por el caso de violencia ocurrido en el municipio de El Real de San Vicente (Toledo) donde, presuntamente, un vecino de la localidad ha matado a su madre, esposa e hijo, y ha herido a otras dos hijas en la vecina ciudad de Talavera de la Reina, para, posteriormente, arrojarse por una ventana.

El Gobierno regional desea la pronta recuperación de las dos jóvenes heridas de diversa consideración que se encuentran en el hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina en observación, y reitera su rechazo ante cualquier tipo de violencia, informó la Junta.

Los hechos sucedieron la pasada madrugada cuando un hombre de 59 años, Gregorio R.R., mató, presuntamente, a su mujer, su madre y un hijo en esta localidad toledana, desplazándose posteriormente hasta un domicilio de Talavera de la Reina (Toledo) donde vivían otras dos hijas a las que hirió gravemente con un hacha, falleciendo después tras arrojarse por una ventana.