Actualizado 08/12/2007 14:10 CET

El Gobierno de Navarra condena el ataque a la oficina de atención al inmigrante de Pamplona

PAMPLONA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Relaciones Institucionales y portavoz del Gobierno del Navarra, Alberto Catalán, condenó hoy el ataque registrado esta noche contra la oficina de Atención al Inmigrante de Pamplona, que "sólo demuestra la intolerancia y falta de respeto de los autores".

En declaraciones a Europa Press, Catalán sostuvo que el ataque a la oficina de la calle Monasterio de Vadoluengo, que depende de su departamento, "no es otra cosa que una falta total de respeto a la sociedad y en este caso concreto al Gobierno de Navarra". Demuestra, reiteró, "que los autores materiales tienen muy poco respeto por el sistema democrático y por el Estado de Derecho".

La investigación, llevada a cabo por Policía Foral y Nacional, recaba testimonios para determinar si se trata de un acto de la denominada 'kale borroka', aunque por ahora no se descarta otra autoría.