Justicia tramita la petición de la jueza Servini para interrogar a Martín Villa y resolverá la Audiencia Nacional

Rodolfo Martín Villa
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 10/10/2018 11:27:27 CET

El PP protesta por que se llame "asesino" al exministro e IU retira el término para que no conste en el Diario de Sesiones

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha explicado este miércoles en el Congreso que su ministerio va a dar trámite a todas las peticiones de auxilio internacional en materia penal que le lleguen de Argentina, como la cursada por la jueza María Servini para poder interrogar en España al exministro de Gobernación Rodolfo Martín Villa, al que investiga por seis presuntos homicidios cometidos durante la Transición dentro de la causa sobre los crímenes de lesa humanidad de la dictadura y el postfranquismo.

Así lo ha indicado Delgado en la sesión de control al Gobierno en el Congreso en respuesta a la portavoz de Izquierda Unida, Eva García Sempere, quien ha emplazado al Ejecutivo a no seguir este tema los pasos que dio el Gobierno de Mariano Rajoy y la Fiscalía General que dirigía Consuelo Madrigal, que se opusieron a que Servini pudiera tomar declaración a Martín Villa.

"El Ministerio va a dar trámite a todas las peticiones de auxilio internacional que se ajusten a la legalidad internacional y esto es así porque con Argentina tenemos un convenio de cooperación jurídica en materia penal desde 1987", ha comentado la ministra. Pero, además, ha subrayado que su departamento va a actuar así porque tiene un compromiso con la Justicia universal y "con las víctimas" de la dictadura a las que hay que "reparar de una vez".

LA CIRCULAR DE MADRIGAL

En concreto, García Sempere ha preguntado a Delgado si piensa solicitar a la Fiscalía General del Estado que promueva la colaboración de los jueces españoles con la denominada 'Querella argentina' instando a que se deje sin efecto la circular emitida por el Ministerio Público el 30 de septiembre de 2016.

La ministra le ha aclarado que aquello no fue una circular oficial sino una carta de recomendación de Madrigal a los fiscales jefe de las audiencias provinciales con la que la entonces responsable del Ministerio Público se puso "en la línea del olvido a las víctimas" que, ha dicho, practicaba el Gobierno del PP.

Ese documento, que según ha recalcado Delgado no tiene "efecto ni valor vinculante", tenía el objetivo de impedir que los juzgados y tribunales, mediante la ejecución de los correspondientes exhortos o comisiones rogatorias cursadas por el Juzgado argentino, tomasen declaración tanto a las víctimas de la dictadura franquista como a los imputados en la causa argentina.

La primera vez que Servini pidió una orden de detención y la extradición de Martín Villa fue en 2014. Esta solicitud fue rechazada al año siguiente por el Gobierno de Rajoy, lo que llevó a la jueza a solicitar una primera comisión rogatoria para poder interrogarle en España, pero ésta tampoco llegó a buen puerto puesto que fue rechazada por el juzgado en 2016.

NUEVO INTENTO DE SERVINI

Ahora Servini ha pedido por segunda vez poder interrogar al exministro, quien siempre ha dicho estar dispuesto a declarar. De hecho tiene previsto viajar a España entre los días 21 y 27 de este mes para tomarle declaración. La magistrada cursó la comisión rogatoria en abril, el Gobierno la recibió en julio y la envió a la Audiencia Nacional. Ahora el asunto está manos del juzgado de instrucción número 5 que dirige José de la Mata, quien aún no ha tomado una decisión.

El que fuera ministro en los primeros gobiernos posteriores al franquismo y exdiputado del Partido Popular está siendo investigado en esta causa por seis presuntos delitos de homicidio inmersos en un contexto de crímenes contra la humanidad por su actuación como ministro de la Gobernación, equivalente al actual cargo de ministro del Interior.

Estos hechos habrían tenido lugar en una jornada de huelga en Vitoria (marzo de 1976), además de las muertes de María Norma Menchaca (Santurce, julio de 1976), José María Zabala (Hondarribia, septiembre de 1976), Arturo Ruiz García (Madrid, enero de 1977), Rafael Gómez Jáuregui (Rentería, mayo de 1977) y José Luis Cano Pérez (Pamplona, mayo de 1977) en todos los casos con participación de la Policía Armada, la Guardia Civil o el grupo de extrema derecha Guerrilleros de Cristo Rey.

"ESPABILEN" Y NO SEAN "CÓMPLICES"

En su intervención, García Sempere ha avisado a Delgado de que si el Gobierno no facilita que se investiguen los crímenes del franquismo interesando a la Fiscalía para que promueva las acciones pertinentes se convertirá en "cómplice" de la "infame" circular de Madrigal y de la máxima "es mi impunidad y hago con ella lo que quiero" que, a su juicio, guiaba al Gobierno de Rajoy.

"Espabilen, porque mientras se lo piensan y siguen dando palos de ciego se les cuelan torturadores en las comisarías y por decisiones improvisadas van a tener dictadores en el centro de Madrid", le ha soltado la diputada de IU, quien también ha alertado de las prescripciones de los delitos por el robo de bebés.

"Os se está con la democracia o se está con la impunidad del franquismo", ha sentenciado, instando al Gobierno a tomar decisiones en favor de la recuperación de la memoria y la reparación a las víctimas para no tener que lamentarse en el futuro.

Tras el debate, el secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, ha pedido la palabra para protestar por que la portavoz de IU había llamado "asesino" a Martín Villa y ha solicitado la retirada de este término.

García Sempere no estaba en ese momento en el hemiciclo pero la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha exigido una respuesta inmediata a alguno de su compañeros. "Yo no la he escuchado, pero si es inapropiada, se retira", ha dicho el también parlamentario de IU Ricardo Sixto.

Contador