El Gobierno ve ilegal el referéndum sobre República o Monarquía y reta a IU a impulsar una reforma constitucional

Actualizado 10/09/2014 14:03:08 CET
Alberto Garzón
Foto: EUROPA PRESS

Garzón defiende su legalidad por ser consultivo y dice que el Ejecutivo tiene "miedo" a dar la palabra a los ciudadanos

   MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno ha dejado claro este martes que considera ilegal el referéndum consultivo que reclama la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) para que los españoles puedan decidir si quieren seguir viviendo en una Monarquía parlamentaria o prefieren convertirse en República y ha retado a quienes piden esa consulta a plantear una reforma de la Constitución para cambiar la forma del Estado.

   Esta es la tesis que ha defendido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la interpelación que le ha formulado en el Pleno del Congreso el secretario ejecutivo de Proceso Constituyente de IU, Alberto Garzón, quien ha negado la ilegalidad de la consulta que pide su grupo, incidiendo en que sería de carácter consultivo y no vinculante.

   Por eso, ha achacado a la 'número dos' del Gobierno la utilización de argumentos "falsos" para poder hacer "demagogia" --"Bajo ningún concepto hemos pedido al Gobierno que incumpla la ley", ha dicho-- y le ha pedido que no se "esconda" y dé la palabra a los ciudadanos porque el 60 por ciento de los españoles no pudo votar, por edad, la vigente Carta Magna. También le ha recordado que nunca se ha dado a elegir entre Monarquía o República porque en 1978 se optó entre "dictadura y democracia" y el Rey "iba en el paquete de la democracia".

   A su juicio, no hay "ningún tipo de argumento para negar la posibilidad de que el Gobierno apruebe un referéndum dentro de la legalidad" y para que "en unos días el pueblo español pueda decidir cómo se elige para la Jefatura del Estado a la persona que el pueblo quiera, sea quien sea, y que no tengamos que tragarnos a un señor que nació para ser Rey".

TRATAN A LA GENTE "COMO IDIOTAS"

   Garzón ha acusado al Gobierno de desoír las demandas de un referéndum que se escucharon en las calles españolas tras la abdicación de Juan Carlos I y de no querer dar voz a la gente en las urnas por "miedo". Ha llegado a decir que el Ejecutivo trata a los ciudadanos "como idiotas", en su doble acepción: la popular y la  etimológica griega, que hace referencia a quienes "renuncian a la participación en la vida pública".

   El diputado de IU, quien con esta intervención se ha estrenado en el Pleno con un tema alejado de la economía, ha acusado a los 'populares' de querer "expulsar a los ciudadanos" de la vida pública impidiendo la consulta sobre el modelo de Estado o la catalana o impulsando reformas electorales "trampa" como la que afecta a la elección de alcaldes.

   Garzón ha identificado República con "más democracia, más  participación y más control de los poderes públicos" mientras que ha vinculado el sistema monárquico con "corrupción". "No es sólo anacrónica, inviolable y hereditaria, rasgos todos antidemocráticos, sino que también es corrupción, caciquismo, clientelismo, paraísos fiscales y tratos de favor", ha resumido, subrayando que la monarquía es la "cúspide" la corrupción en España.

   "No habrá libertad mientras haya paro, falta de vivienda o alimentación, la República es emancipación frente quien usurpa la soberanía popular, frente al hambre, el Rey, el cacique, el banquero, es una tradición política con principios y valores que corresponden a una sociedad desarrollada", ha proclamado, antes de coronar su primera intervención con un "Salud y República". "De la salud ando muy bien. Gracias", le ha soltado Sáenz de Santamaría muy seria nada más subir a la tribuna.

"OJO, SEÑOR GARZÓN"

   En su réplica, la 'número dos' del Gobierno ha combinado la doctrina constitucional con la crítica política y ha insistido en que lo que pide IU no se ajusta a la Constitución y en que el Gobierno no se va a saltar la legalidad. "No tiene derecho a instar al Gobierno a incumpla la Constitución y las leyes y se salte la legalidad", le ha espetado.

   Desde su punto de vista, lo que pretende IU es muy grave porque consiste en que el Ejecutivo "decida, al margen de los procedimientos invocar a un referéndum para llevar a cabo una reforma constitucional". Tras apuntar que hay "peligrosos precedentes" de esta forma de actuar ha advertido: "Ojo con los gobiernos que quieren apelar directamente determinadas cuestiones para en determinado momento decidir lo que les convenga apelando al pueblo; ojo, señor Garzón", ha dicho, tirando de una expresión que ha repetido varias veces a lo largo de su intervención.

   Santamaría ha reconocido que IU puede "defender un cambio en la forma política del Estado" pero ha señalado que la forma en la lo plantea --el referéndum-- no es la que permiten ni la Constitución ni el "pueblo soberano" al que, ha dicho, Garzón "apela" y ella "respeta".

   Así, ha recordado al diputado malagueño que el PCE formó parte del consenso constitucional y ha leído parte de una intervención del representante de ese partido en la ponencia constitucional Jordi Solé Tura en el que alertaba de que los "grandes actos plebiscitarios se prestan a manipulaciones extraparlamentarias". "Atienda un poquito más a la historia, incluida la de su propio partido", ha recomendado a Garzón.

   Como colofón, ha garantizado que "por respeto a la democracia, el Gobierno no se arrogará facultades que no tiene ¿Quieren reformar la Constitución?, están en su derecho, pero cumplan con la Constitución misma desde dentro y no desde fuera, por mucho que sea capaz de salir a la calle y contar cuántos ciudadanos están de acuerdo con eso", ha remachado.

   "Ojo con apelar continuamente a las revoluciones, hemos vivido bastantes", ha avisado la 'número dos' del Gobierno antes de explicar a Garzón que los constituyentes especificaron los procedimientos para cambiar la Constitución para protegerla y que no "quedara al albur de populismos, oportunismos o pretensiones de quien se cree que la opinión de su partido es la que representa el sentir de los ciudadanos". "Se ha vivido mucho en la historia de España para que esto dependa de los populismos y los oportunismos del momento", ha agregado.

"EL SECTARISMO ES PELIGROSO"

   Después de acusar a Garzón de permitirse "denostar la democracia" por decir que es "limitada", le ha lanzado otro aviso: "Ojo cuando el respeto de la ley puede depender de la voluntad de un Gobierno como me está pidiendo usted a mí desde este tribuna, no me pida que incumpla la ley".

   "No le niego la legitimidad para pedirlo, la tiene y se la reconozco, pero no quiera empezar la casa por el tejado, si cree conveniente la reforma asúmala en nombre propio y asegúrese de apoyos suficientes. Eso es lo que tiene hacer, convencer a la gente", le ha recomendado. "El sectarismo es muy peligroso", ha dicho, señalando que parece que IU "cuestiona la democracia no por cómo funciona, sino por como le resulta", habida cuenta de que "la mayoría social que invocan no le acompaña en las urnas".

   También ha replicado a las menciones sobre la corrupción que ha hecho Garzón sacando el caso de los ERE de Andalucía, donde IU gobierna en coalición con el PSOE. "Viene a acusar de corrupción a todo el mundo, esos discursos en Despeñaperros", ha afirmado, lo que ha llevado a Garzón ha recalcar que el PP rechazó las conclusiones de la comisión de investigación sobre los ERE que se hizo en el Parlamento andaluz en la que se señalaban responsabilidades políticas de los socialistas.

Para leer más