Actualizado 12/06/2007 21:12 CET

El Govern conmemora el 30 aniversario de las primeras elecciones democráticas junto a movimientos sociales de la época

BARCELONA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno catalán conmemorará mañana el 30 aniversario de las primeras elecciones democráticas celebradas en España tras la dictadura franquista, con un acto de debate y reflexión en el que participarán representantes de los principales movimientos sociales de la época.

Tras una conferencia del historiador Andreu Mayayo titulada 'La ruptura catalana', el secretario de Relaciones Institucionales y Participación de la Generalitat, Josep Vendrell, presidirá una mesa redonda en la que se debatirá sobre 'La Catalunya democrática: el papel de los movimientos sociales en el triunfo electoral del 15 de junio de 1977'.

El dirigente del movimiento obrero Antonio Casas Cazorla, el fundador de Unió de Pagesos Josep Pau Pernau, el activista vecinal Carles Prieto Caballé, el antropólogo y profesor universitario expulsado por participar en la 'Caputxinada' Miquel Izard, el periodista Xavier Vinader y la activista feminista Montse Cervera serán los integrantes de la mesa redonda.

El acto, con el que el Gobierno catalán conmemora oficialmente el trigésimo aniversario de los primeros comicios generales tras la dictadura, se celebrará en el Palau Robert de Barcelona a las 19 horas.

MONTILLA Y SAURA IRÁN A LAS CORTES.

Por su parte, las Cortes han organizado un acto solemne para el próximo jueves que estará presidido por los Reyes. La ceremonia se ha diseñado como un homenaje multitudinario a aquellos parlamentarios de las Cortes Constituyentes, a quienes se prevé entregar una placa de reconocimiento.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, y el conseller de Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, representarán al Gobierno catalán en este acto, que se celebrará en la calle, ante la fachada de la Puerta de los Leones, en la madrileña Carrera de San Jerónimo.

Sin embargo, los diputados de ERC en el Congreso han confirmado ya su ausencia alegando que en las elecciones de 1977 no pudieron presentarse con sus siglas porque el republicanismo no era legal.