Actualizado 20/05/2014 14:02:36 +00:00 CET

La Guardia Civil esquiva el fallo de la Audiencia Nacional y envía al hijo de Tejero a un puesto burocrático

Un auto ordena devolverle a su puesto anterior como jefe del Grupo de Reserva y Seguridad número 1 de Valdemoro (Madrid)

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de la Guardia Civil ha decidido destinar al teniente coronel Antonio Tejero Díaz, hijo del golpista Antonio Tejero Molina, a un puesto en la Subdirección General de Apoyo en régimen de Comisión de Servicios, según ha informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

La Audiencia Nacional ha ordenado a la Guardia Civil que le restituya en su puesto como jefe del Grupo de Reserva y Seguridad número 1 de Valdemoro (Madrid) tras ser cesado el marzo pasado por organizar en el cuartel una comida conmemorativa del 23-F a la que, entre otros, asistió su padre, informaron fuentes jurídicas.

Según las fuentes de la Guardia Civil consultadas por Europa Press, la Dirección General del Instituto Armado ha decidido dar cumplimiento a este auto de la Audiencia Nacional y restituirle en su puesto, pero acto seguido se le ha asignado otro puesto en Comisión de Servicio por lo que, de facto, no volverá a desempeñar su función anterior.

En un auto el titular del Juzgado Central Contencioso-Administrativo número 6 admite la medida cautelar solicitada por Tejero Díaz tras recurrir su suspensión, adoptada por el Ministerio del Interior, y deja sin efecto esa decisión hasta que no se resuelva el fondo del asunto.

El juez estima la medida cautelar al entender que mantener la suspensión produciría "perjuicios irreparables" en el caso de que el recurso, que inicialmente tiene "apariencia de buen derecho", llegara a prosperar. Además, señala que la ley no asigna al ministro del Interior la competencia para revocar un destino que fue conferido por resolución del director general de la Guardia Civil.

A la comida, que se celebró en el cuartel de Valdemoro el pasado 18 de febrero, cinco días antes del 33 aniversario del intento de golpe del 23-F, asistieron, entre otros, el excapitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas Aguilar, condenado a cinco años por el golpe y reclamado por Argentina, junto al exinspector Antonio González Pacheco, alias 'Billy el Niño', por torturas durante el franquismo.