Actualizado 10/05/2021 12:06 CET

Iceta cree que "no toca" un estado de alarma, pero el Gobierno "lo estudiará y apoyará" si una comunidad lo pide

El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta.
El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta. - Ricardo Rubio - Europa Press


Dice que, si los instrumentos actuales no "funcionan suficientemente", habría que "ver si corresponde alguna reforma"

BILBAO, 10 (EUROPA PRESS)

El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, ha opinado que "en este momento no toca" un estado de alarma, si bien ha precisado que, "si el lehendakari o cualquier presidente autonómico lo plantease" para su comunidad, "el Gobierno lo estudiaría y lo apoyaría".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el ministro ha insistido en que, tras la conclusión del estado de alarma el pasado día 9, hay "instrumentos suficientes" para tomar las medidas que eviten la expansión de la pandemia. En este sentido, ha incidido en que no hace falta este instrumento para evitar los botellones o "manejar" los horarios de hostelería.

De este modo, ha afirmado que, si bien el estado de alarma permite el toque de queda y la perimetración "extensiva", sí hay, "hasta llegar a este punto, muchísimas medidas" que las comunidades autónomas pueden adoptar dentro de sus competencias "e incluso, pidiendo autorización judicial, pueden ir más allá".

Asimismo, ha recordado que se ha abierto la posibilidad de que las comunidades recurran en casación al Tribunal Supremo, ante los criterios "no homogéneos" de los tribunales superiores de justicia sobre las restricciones que adoptan.

"Si viésemos que eso no funciona suficientemente, habría que ver si corresponde tomar alguna reforma legislativa", ha señalado en la línea con lo expuesto por el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo.

Tras considerar que "lo que las comunidades, a veces, están pidiendo es imposible fuera de un estado de alarma", ha insistido en ver "hasta dónde llegamos" con las medidas existentes, si los tribunales de justicia avalan las propuestas que puedan llegar desde las comunidades, cómo funciona la casación y, "si eso no fuera suficiente, entonces habría que marcarse otras cosas, como incluso que una comunidad autónoma pueda pedir que se aplique el estado de alarma en su territorio".

Por su parte, no obstante, ha opinado que "no es momento de estado de alarma". "Yo creo que en este momento no toca pero si el lehendakari o cualquier presidente autonómico lo plantease, el Gobierno lo estudiaría y lo apoyaría", ha asegurado.

Respecto a la posibilidad de un estado de alarma para todo el estado, ha manifestado que, "en estos momentos, no se plantea" y no se prevé que "se pueda reanudar en los próximos meses", si bien ha precisado que "desde luego, las autoridades sanitarias tienen que ir reaccionando conforme la evolución de la pandemia.

LIBERTADES

Asimismo, ha rechazado las críticas que apuntan que el Gobierno ha derivado su responsabilidad en los jueces. "Son los únicos que pueden tutelar un proceso de delimitación de libertades", ha precisado. Según ha incidido, "eso no es un problema de competencias", sino una cuestión de "nuestra Constitución, de un estado de derecho en el que no se puede recortar las libertades arbitrariamente" y en el que "hay que someterse siempre al control judicial".

"Limitar la libertad es el último remedio", ha defendido Miquel Iceta, que ha insistido en que "en algún momento" había que levantar el estado de alarma y se hecho con un estado de vacunación "razonable" y que se va a incrementar en las próximas semanas.