Actualizado 25/07/2019 16:24 CET

Iglesias ofrece renunciar al Ministerio de Trabajo a cambio de políticas activas de empleo y Sánchez niega con la cabeza

447130.1.500.286.20190725141922
Vídeo de la noticia

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, lanzó desde la tribuna del Congreso de los Diputados una última oferta al PSOE para conformar un Gobierno de coalición anunciando su disposición a renunciar al Ministerio de Trabajo si, a cambio, su formación ostenta las competencias sobre políticas activas de empleo.

Iglesias ha anunciado esta oferta de última hora durante su turno de intervención en la segunda sesión del debate de investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, a quien se ha podido ver negar con la cabeza desde su escaño al escuchar la propuesta.

Pese al duro discurso que había pronunciado antes el jefe del Ejecutivo en funciones --que ha acusado a Unidas Podemos de olvidarse del programa y centrar el problema en el reparto de sillones--, Iglesias ha sorprendido con una nueva oferta que, según ha asegurado, le ha sugerido "alguien muy relevante, una autoridad moral" del PSOE.

La última opción que Iglesias puso sobre la mesa implicaba la renuncia por parte de Unidas Podemos al Ministerio de Trabajo, desde el que querían subir el salario mínimo interprofesional y derogar la reforma laboral del PP, a cambio de ostentar competencias sobre políticas activas de empleo.

A su juicio, el acuerdo no ha sido posible porque es "muy difícil" negociar en 48 horas lo que "no se ha querido negociar en 80 días", fiándolo todo a un pacto "a contrarreloj" y con la vista puesta en los medios de comunicación. "Las cosas no se hacen así", ha reprochado.

¿Qué pasa ahora tras la investidura de Pedro Sánchez?

"UNA NEGOCIACIÓN MERECE NO SER CUTRE"

En este sentido, el líder de Podemos ha acusado a la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, de haber filtrado a la prensa un documento de Podemos en el que sus reclamaciones se tachaban de "exigencias" en vez de "propuestas".

"Una negociación de Gobierno merece al menos no ser cutre", ha pedido, antes de repasar algunas de las peticiones del partido morado durante la negociación y subrayar su renuncia a formar parte de ese Gobierno de coalición si era el obstáculo para el acuerdo.

Según ha defendido, Podemos solo pidió que se garanticen los derechos sociales recogidos en la Constitución y no sean "papel mojado", renunció a ocupar ministerios de Estado y también asumió el "liderazgo" del PSOE en el desafío independentista de Cataluña. "Pedimos políticas, no sillones", ha aseverado.

En cualquier caso, volvió a "tender la mano" a Sánchez para que "no lleve a los españoles a elecciones" y le ha pedido que negocie con su partido "desde el respeto", reprochándole no haberlo hecho así durante las últimas semanas.

Además, Iglesias ha recordado a Sánchez que llegó al Palacio de la Moncloa tras una moción de censura que, entre otros partidos, apoyó Unidas Podemos. "Nosotros creíamos en una moción de censura que ustedes no se creyeron", ha censurado, aprovechando para recordar que entonces el PSOE estaba representado en el Congreso con el peor resultado electoral de su historia.

"Nosotros les apoyamos a cambio de nada para ser Gobierno en este país. Al menos por eso mereceríamos en palabras y tono un respeto muy diferente", ha insistido.

SÁNCHEZ NIEGA CON LA CABEZA DESDE SU ESCAÑO

El presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista a la investidura, Pedro Sánchez, ha recibido la propuesta con la que se ha descolgado el líder de Podemos negando con la cabeza desde su escaño y minutos después, una vez que el secretario general del partido morado ha vuelto a su escaño, se ha puesto a escribir en su móvil.

Está por ver si Sánchez aprovechará el debate, que apenas durará una hora, responderá a la propuesta de última hora esgrimida por Iglesias.