Actualizado 03/07/2007 19:49 CET

Imaz aboga por una participación más activa de los entes subestatales en las tomas de decisión de la Unión Europea

Considera "interesante" que la Ertzaintza tuviera una participación activa en la Europol en materia antiterrorista

SAN SEBASTIAN, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Josu Jon Imaz, abogó hoy porque la Unión Europea busque los mecanismos para que entes subestatales que tienen competencia en materias que se discuten a nivel europeo tengan capacidad de "ser parte más activa" en la toma de decisiones a nivel comunitario. En ese sentido, consideró que sería "interesante" que la Ertzaintza tuviera una "participación activa" en la Europol porque "tendría consecuencias muy positivas en la acción antiterrorista".

Imaz ofreció hoy en San Sebastián, en el marco de los cursos de verano de la UPV, una conferencia en la que defendió la superación de "la paradoja europea" que supone que pequeños Estados, como Luxemburgo o Estonia, estén directamente implicados en los procesos de decisión europeos y que espacios con importantes dosis de autogobierno no la tengan.

A su juicio, superar esta paradoja es "uno de los retos que Europa tiene que superar para seguir avanzando en ese camino que tiene que ser de búsqueda de espacio de paz, convivencia y diversidad".

En su intervención, el dirigente del PNV aseguró que la Unión Europea "tiene una componente marcadamente estatal" y auguró que, "con toda probabilidad", el diseño de la UE para los próximos diez o 15 años seguirá contando con este componente como base de su estructura política.

TRATADO EUROPEO

De esta forma, recordó que las orientaciones que el Consejo Europeo dio hace diez días en Alemania "inciden más en lo que son las componentes de un tratado internacional clásico entre Estados que lo que puede ser básicamente una Constitución" que, según dijo, es visible en aspectos "básicos como la política de defensa o de seguridad".

Imaz consideró que "no es baladí" el hecho de que exista una carta de derechos fundamentales europea y apuntó que "empieza a haber un código jurídico determinado que predomina sobre la propia legislación de los Estados miembros, lo que supone un avance importante en términos de construcción europea".

Asimismo, consideró que el tratado europeo actual "no es para siempre" al tiempo que señaló que "pensar que en 8 o 10 años vamos a tener un tratado nuevo no es disparatado" aunque, en su opinión, "dotar a la UE de una arquitectura constitucional completa requerirá del orden de aproximadamente dos décadas".

El presidente del EBB aseguró que la construcción de Europa "ha ido relativizando el concepto mismo de soberanía" e insistió en que la UE "reviste una importancia estratégica fundamental para un pueblo pequeño" como el vasco. "El hecho de que el concepto de soberanía clásica se debilite y que las fronteras desaparezcan y los estados-nación se transformen supone un espacio de oportunidad para las realidades subestatales de cualquier índole", agregó.