Publicado 17/06/2020 14:28:12 +02:00CET

Iturgaiz advierte de que "votar a la coalición PNV-PSE" es "perpetuar el mapa de la corrupción en el País Vasco"

El candidato a lehendakari de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, presenta el "mapa de la corrupción" en Euskadi
El candidato a lehendakari de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, presenta el "mapa de la corrupción" en Euskadi - PP

Denuncia que "tener carnet del PNV está siendo el salvoconducto para obtener prebendas y optar a puertas giratorias y subvenciones".

BILBAO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato a lehendakari de la coalición PP+Cs, Carlos Iturgaiz, ha advertido de que "votar a la coalición PNV-PSE" es "perpetuar el mapa de la corrupción en el País Vasco", a la vez que ha denunciado que "tener carnet y ser afiliado al PNV durante décadas y décadas esta siendo el salvoconducto para obtener prebendas, y para optar a puertas giratorias y subvenciones".

Iturgaiz, acompañado del número dos de la candidatura, Luis Gordillo, y de la presidenta del PP de Bizkaia, Raquel González, ha presentado este miércoles, en un acto celebrado en Bilbao, el "mapa de la corrupción en el País Vasco", en el que ha situado "has 23 casos de corrupción" que el PNV está "ocultando con la ley del silencio", entre ellos, "Balenciaga, Epsilon, Carranza, Bidegi, Barrika, Bravo 1, Bravo 2, Hiriko, Grupo Noticias, Pinosolo, Ibarzaharra, y Miñano", a los que ha sumado "Alonsotegi, Montai, Comedores Escolares, de Miguel y OPE de Osakidetza".

Tras mostrar su solidaridad con las familias de los fallecidos por el covid-19 y desear la pronta recuperación de las personas contagiadas, Iturgaiz ha recordado también a las familias de Joaquín Beltrán y Alberto Sololuce, "trabajadores que llevan más de cuatro meses sepultados bajo los escombros del vertedero de Zaldibar por la desastrosa gestión del PNV".

El candidato de PP+Cs ha asegurado que, "más que mapa de Euskadi, podría ser el atlas de Euskadi de la corrupción, porque la corrupción del PNV llega a todas las esquinas, a los cuatro costados de Euskadi".

Iturgaiz ha recordado que "hay tres alcaldes de Alonsotegi del PNV sentados en el banquillo; el caso Montai vinculado a la presidencia del Gobierno Vasco; el ejemplo del chiringuito del Gobierno vasco con los comedores escolares repartiendo contratos a empresas afines; el caso De Miguel, juzgado y sentenciado, y recolocado por el PNV, con lo que sigue cobrando del dinero público; y las OPEs de Osakidetza, con un consejero de Sanidad que tuvo que dimitir por este escándalo".

Iturgaiz ha afirmado que "la corrupción en el País Vasco tiene nombres y siglas, el nombre es Partido Nacionalista Vasco y la sigla es PNV", y ha denunciado que "tener carnet y ser afiliado al PNV durante décadas y décadas esta siendo el salvoconducto para obtener prebendas, y para optar a puertas giratorias y subvenciones".

A su juicio, esto es "el síntoma de un partido viejo, de que el PNV está anclado en esas políticas caciquiles del siglo XIX, y lo malo y lo lamentable es que en el siglo XXI sigue avanzando en esas políticas".

Para "poner fin al clientelismo del PNV" y "acabar con los casos de corrupción", Iturgaiz ha planteado la creación de una comisión de investigación en el Parlamento vasco "para aclarar muchos de estos casos,", así como la constitución de "la fiscalía vasca anticorrupción", para que "no se vuelvan a repetir en el País vasco más casos de corrupción o se atajen los que puedan venir en el futuro". "Son dos cosas imprescindibles y necesarias para la sociedad vasca y para que se termine con esta lacra", ha insistido.

El candidato de populares y Ciudadanos ha reiterado que son dos propuestas "para terminar con esta impunidad de la corrupción con la que actúa el PNV, que considera a este país solo suyo, y los ciudadanos que sus súbditos".

Iturgaiz ha asegurado que "votar a la coalición PNV-PSE es perpetuar el mapa de la corrupción en el País vasco", porque "irán por separado pero son lo mismo" y su idea "no es gestionar bien en el País vasco", sino "repartirse las poltronas y las prebendas y que haya puertas giratorias para las agencias oficiales que crean nacionalistas y socialistas".

Ha afirmado que "la verdadera alternativa es la de la coalición PP+Cs, la que responde a nuestras siglas y es la garantía para que los carnés de partidos políticos no sirvan de salvoconductos para tener privilegios y prebendas en esta tierra". "Esperemos que a partir de ahora, si las cosas cambian, el próximo 12 de julio empiece a desparecer para siempre la corrupción en esta tierra", ha deseado.

Por otro lado, el número dos de la coalición PP+Cs, Luis Gordillo, ha denunciado "la corrupción en Euskadi que tiene tres patas: el de los dedazos para colocar a amiguetes, a gente afín al PNV en puestos de confianza; el de los contratos desde empresas públicas con el dinero de todos también a empresas afines; y los condenados por corrupción, incluso con penas de cárcel, que vuelven a estar trabajando en empresas públicas".

"Toda esta cadena demuestra que en Euskadi vale más tener el carnet del PNV que tres carreras", ha denunciado, para preguntarse "qué ejemplo se está mandando a los jóvenes y a los profesionales, cuando importa mucho más ser del partido que ser competente".

"CORRUPCIÓN POR LOS CUATRO COSTADOS"

Por su parte, la presidenta del PP de Bizkaia, Raquel González, ha afirmado que el PNV "tiene corrupción por los cuatro costados" y "los vascos tienen derecho a saberlo". Además, ha afirmado que "lo importante es saber qué se va a hacer para acabar con esto y qué responsabilidades se van a tomar".

González ha dicho que el PNV "tiene corrupción por el costado económico, como en el caso 'De Miguel' o hacienda de Irun; por el lado del amiguismo, con Osakidetza; por el lado del silencio impuesto que vemos en Zaldibar, donde nadie quiere explicar lo que ha pasado y todos miran hacia otro lado; y por el lado del egoísmo partidista, porque el PNV hace mucho tiempo que dejó de pensar en los vascos, para pensar solo en el PNV, y todo aquello que hacen es para mejorar ellos y su propio partido, y nada tiene que ver con los vascos".

El PNV, ha criticado, "no habla de priorizar la llegada del AVE a Bilbao, tan necesario para dinamizar la economía, ni de los vascos que no están cobrando el ERTE", sino que "solo habla del autogobierno, es su palabra mágica para solucionar todos los problemas".