IU considera una "cortina de humo" la intención del Gobierno de reformar la Ley Electoral

Actualizado 18/06/2008 17:56:29 CET

Cayetano Jaime Moltó señaló que un diputado de IU en la Región cuesta 40.000 votos, mientras que uno del PP y del PSOE cuesta 12.000

MURCIA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La responsable del área de Igualdad de IU Federal, Presentación Urán, afirmó hoy que la intención del Gobierno central de iniciar los trámites para la reforma de la Ley Electoral es una "cortina de humo", al tiempo que añadió que "no se ve una voluntad política ni por parte del PSOE ni del PP" para llevar a cabo dicha modificación.

Urán hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa en la que calificó de "injusto y antidemocrático" el actual sistema basado en la Ley D'Hont de circunscripción provincial, ya que "nunca ha tenido en cuenta el peso de los votos de las formaciones políticas minoritarias, con independencia de su resultado electoral".

Según señaló, "cuando la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, plantea que no ven mal la reforma pero que sólo van a pedir un informe al Consejo de Estado, sin desglosar posibles modificaciones que aseguren un pronunciamiento de éste, la sensación es que se trata de una cortina de humo".

Urán explicó que esta demanda no obedece sólo al perjuicio sufrido por los votantes de su partido en las últimas elecciones generales, sino al de todas las fuerzas políticas, por lo que se refirió a ésta como una cuestión de "democracia" en la que "todo el mundo tendría que estar interesado".

En este sentido, afirmó no ver una voluntad política "ni por parte del PSOE ni del PP para que haya una reforma electoral", razón por la que pidió públicamente el pronunciamiento del Consejo de Estado ante su propuesta para modificar la Ley D'Hont y crear el sistema por circunscripción de restos.

LA PROPORCIONALIDAD DEL ACTUAL SISTEMA ELECTORAL.

Para Presentación Urán, "una sociedad que quiere ser avanzada democráticamente no puede seguir manteniendo un sistema electoral sin proporcionalidad en el reparto de escaños", ya que, según explicó, al PP y al PSOE necesitan unos 65.000 votos para conseguir un escaño, mientras que las otras formaciones necesitan muchos más.

Así, en las elecciones de marzo, IU obtuvo casi un millón de votos, aunque sólo consiguió 2 escaños a razón de 484.935 votos cada uno, diez veces más que a los otros dos partidos de ámbito estatal.

Por su parte, la siguiente formación más votada, UPyD, consiguió un solo escaño con 306.078 votos, mientras que PNV consiguió 6 escaños con 51.021 votos cada uno, y CiU obtuvo 10 escaños a razón de 77.942 votos cada uno.

Además, IU critica que su representación se limita a las provincias de Madrid y de Barcelona, dejando de computar para la elección de más escaños casi 700.000 votos, "ciudadanos que no tienen representación en el Congreso de los Diputados porque no se respeta el sistema constitucional de 'una persona, un voto'".

Por su parte, el responsable de Política Institucional de IU en la Región de Murcia, Cayetano Jaime Moltó, indicó que un diputado de su partido en la Región cuesta 40.000 votos, mientras que uno de PP y PSOE cuesta 12.000, algo que "traiciona un principio inquebrantable en democracia, que es que las instituciones sean el fiel reflejo de la voluntad del voto de los ciudadanos".

PROPUESTA DE IU PARA REFORMAR EL SISTEMA ELECTORAL.

Para IU, esta desproporción no se produce tanto por la Ley D'Hont como por la división del territorio español en 50 circunscripciones electorales provinciales, "muchas de las cuales escogen un pequeño número de escaños, repartiéndoselos casi en exclusiva los partidos mayoritarios".

En este sentido, Presentación Urán señaló que es necesaria una modificación profunda en la Constitución que permita "aumentar el número de escaños de 350 a 400, y que con los 50 añadidos se cree una circunscripción electoral de restos que sea la que corrija en parte las deficiencias actuales".

A su juicio, "esto haría un poco más justo y proporcional el sistema", aunque matizó que esto no solucionaría totalmente el problema, ya que no llegaría a ser un sistema proporcional puro, "que sería el ideal porque daría a cada voto el valor que le corresponde".

Un sistema proporcional puro hubiera otorgado a IU un total de 14 escaños por poco más de 69.000 votos cada uno; 4 a UPyD por algo más de 76.000 votos; y 11 a CiU por 70.859 votos cada uno. La única formación que saldría perjudicada sería PNV, que obtendría 4 escaños con 76.532 cada uno.

Con el fin de impulsar plataformas ciudadanas que apoyen esta reforma, IU acaba de iniciar la campaña "Por una ley electoral justa y democrática" que incluye charlas, jornadas y recogidas de firmas a nivel estatal, y que en julio iniciará reuniones con el entramado social y empresarial de la Región de Murcia.