Actualizado 30/05/2008 15:11 CET

IU llama a la "rebelión" de los ayuntamientos para exigir medidas que "solventen" la financiación local

CÁDIZ, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El coordinador provincial de IU en Cádiz, Antonio Roldán, hizo hoy un "llamamiento a la rebelión" de los ayuntamientos para "exigir medidas contundentes" que solventen el asunto de la financiación local, para que "de una vez por todas se tenga en cuenta a los ayuntamientos", que tienen "muchas competencias y carecen de recursos para llevarlas a cabo".

En declaraciones a Europa Press, Roldán explicó que su formación política ha "echado en falta" este primer año de legislatura municipal que "no se ha tocado el tema de la financiación" y consideró que es "el momento adecuado", teniendo en cuenta que se está en pleno debate sobre la financiación autonómica.

Según dijo, "desde hace 30 años, en todo el periodo democrático, no se ha tenido en cuenta el tema de la financiación local", argumentando que "ya es hora" de que tanto la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) como la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) "tomen cartas en el asunto y planteen medidas duras y contundentes" al respecto.

Roldán expuso que la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local es del año 1985 y la Ley Reguladora de las Haciendas Locales y "no se ha tocado", cuando hay "numerosos ayuntamientos con problemas en la gestión diaria, cuando es la institución más cercana al ciudadano y que apenas pueden pagar las nóminas a su personal".

En este sentido, citó la "delicada" situación económica de los ayuntamientos gaditanos de Barbate, Arcos de la Frontera, Puerto Serrano y Sanlúcar de Barrameda, aunque "hay muchos más en esta tesitura dentro y fuera de la provincia".

Por ello, el coordinador de IU planteó que los ayuntamientos pasen a gestionar "un 33 por ciento del gasto público, un 33 por ciento las comunidades autónomas y un 33 por ciento el Estado", en contraposición a la situación actual en que los ayuntamientos gestionan un 13 por ciento, un 37 las comunidades autónomas y un 50 por ciento el Estado, explicó.

Finalmente, concluyó que los ayuntamientos, "independientemente de su signo político", tienen que "ser conscientes de esta situación y plantear medidas duras y movilizaciones que respondan a los las administraciones locales tengan competencias, pero también los recursos suficientes para poder desarrollarlas".