20 de febrero de 2020
 

IU rechaza una reforma del Código Penal con "tufillo represor, cercana a la cadena perpetua" y que obvia la reinserción

Actualizado 11/09/2008 16:29:23 CET

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, avisó hoy de que algunos de los aspectos de la reforma del Código Penal en la que trabajan los ministerios de Justicia e Interior tienen "un tufillo represor", plantean medidas que "se acercan a la cadena perpetua con sordina" y "niegan aspectos constitucionales básicos" como la proporcionalidad de las penas y la reinserción social del delincuente.

En declaraciones a Europa Press, Llamazares criticó la filosofía con la que, a su juicio, trabaja el Gobierno al presentar "la política de la legislación como solución de todos los males". En su opinión, algunas de la cuestiones que plantea el Ejecutivo se pueden "solucionar cumpliendo la actual legislación", aunque otras es posible que tengan que mejorarse en el Código Penal, sobre todos las destinadas a adecuar las penas a la proporcionalidad de los delitos.

"Si bien alguna medida parece que tapa vacíos del Código Penal, otras tienen un tufillo represor", comentó, mencionando, en concreto, las medidas pospena que el Gobierno plantea con el objetivo de evitar la reinserción de determinados delincuentes.

DEL ESTADO SOCIAL AL ESTADO PENAL

Desde su punto de vista, lo que el Gobierno ha puesto sobre la mesa es "una especie de cárcel después de la cárcel o tercer grado eterno", iniciativas que "se acercan demasiado a la cadena perpetua y rebasan la proporcionalidad de la pena y la reinserción de los delincuentes". "Creo que estamos sustituyendo el Estado social por el Estado penal", avisó.

Sí se mostró dispuesto a estudiar la propuesta de que no prescriban los delitos graves de terrorismo, sobre todo cuando los terroristas no muestren "arrepentimiento". Por contra, rechaza el tratamiento voluntario para la castración química que se plantea para los condenados por delitos sexuales que reincidan.

En este punto, el líder de IU recordó que ya existe la posibilidad de que estos delincuentes se sometan a esto tratamientos y mostró su preocupación por que esta medida "se plantee como una alternativa y vaya más allá de lo voluntario".

"Parece que el Gobierno está en la línea de intentar la seguridad total, cuándo ésta no existe. Se pueden introducir mejoras, pero no se pueden negar derechos constitucionales básicos que a nosotros nos parecen conquistas del Estado social", insistió.

Por todo ello, hizo un llamamiento al Gobierno para que avance hacia "un mayor equilibrio de sus iniciativas" y para que éstas no se vean "tan contaminadas por la legislación en caliente ni por la legislación como comunicación televisiva". Para Llamazares, si la Justicia funciona mal, lo que hay que atajar es ese problema, y no supeditarlo todo a un Código Penal que, "de nuevo correrá el peligro de no ser aplicado", porque con eso, "el desprestigio de la Justicia está servido".