Actualizado 17/04/2012 23:30 CET

Jordi Pujol admite que Roca era su "continuador natural" al frente de CDC

El Expresidente De La Generalitat Jordi Pujol Y Miquel Roca
EUROPA PRESS

BARCELONA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha admitido que el "continuador natural" al frente de CDC era el entonces secretario general del partido Miquel Roca, y que si no lo fue, es por una cuestión de calendario porque él creía que podía continuar liderando el partido unos años más.

"Tenía mucha confianza en Roca pero también conmigo", ha reconocido Pujol en la presentación de su tercer volumen de memorias, de la editorial Proa, y le ha agradecido el papel primordial que jugó en Convergència y en la historia de Catalunya, pese a sus reivindicaciones legítimas para querer liderar la formación.

También ha apreciado que Roca, pese a no ser el heredero político en CDC, abandonara de forma "elegante" y sin perjudicar ni el partido ni Catalunya.

Según Roca, "nunca" habló directamente de sucesión directamente con Pujol ni se discutieron por esta cuestión, al margen de lo que hicieran otras personas en su nombre.

"Cuando me fui no era un problema de sucesión o no. Tenía claramente la sensación de que no podía aportar nada más de nuevo al trabajo que desempeñaba", ha argumentado Roca, quien ha asegurado que aceptó el reto de encabezar la lista en el Ayuntamiento de Barcelona con el compromiso de que se iría si no ganaba.

También ha asegurado que no tiene reproche alguno y que si se marchó fue porque había cumplido con su objetivo, y que continúa identificado con el proyecto y que el presidente de la Generalitat sea Artur Mas.

"Roca es un señor", le ha espetado Pujol, quien también se ha referido al entendimiento que tuvo con Roca cuando ambos estaban al frente de CDC, destacando que se respetaban sus respectivos papeles.

"NO LO HICIMOS MAL"

"Cuando miras la trayectoria, no lo hicimos mal. Quedó claro que nada de lo que pasó ha puesto en riesgo el proyecto", según Roca.

Es más, el exsecretario general ha defendido que es difícil encontrar un proyecto político "tan decisivo" como el que ha representado CDC en la historia de Catalunya.

Pese a admitir que en ocasiones discrepaban sobre determinadas cuestiones, Pujol ha sostenido que lo fundamental es que confiaban el uno con el otro, por lo que ha concluido que su dúo en Barcelona y Madrid fue un ejemplo de "buen funcionamiento".

Roca, como máximo representante del partido en Madrid entonces, ha admitido que era más partidario de no oponerse a entrar en un eventual gobierno de Madrid, y de aquí las diferencias con Pujol, pero ha asegurado que nunca hubo una "oportunidad real" al respecto.