Actualizado 31/08/2010 15:48 CET

Jordi Sevilla advierte de que España pierde oportunidades mientras PSOE y PP "siguen con su matraca dale que te pego"

Jordi Sevilla, ex ministro de Administraciones Públicas
MINISTERIO DE POLÍTICA TERRITORIAL DE ESPAÑA

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ex ministro de Administraciones Públicas Jordi Sevilla ha advertido de que España está perdiendo oportunidades "en un contexto de cambios acelerados" mientras que los dos principales partidos, PSOE y PP, "siguen con su matraca dale que te pego, leña al mono hasta que hable inglés".

En un artículo publicado en su 'blog' personal, recogido por Europa Press, Sevilla augura que el tiempo que queda de legislatura será "inaguantable" porque, suceda lo que suceda en las próximas citas electorales, socialistas y 'populares' continuarán como hasta ahora, ya que "verán confirmada su estrategia enfrestista e incrementarán la dosis de cara a las generales".

"Y mientras --ha lamentado--, el país perdiendo oportunidades, nuestras empresas actuando por todo el mundo al margen de las instituciones (como la selección de fútbol, que ganó el mundial por su cuenta), nuestros investigadores volviendo a buscar oportunidades en el extranjero, nuestros parados viendo cómo se les recortan derechos y nuestros ricos viendo cómo su riqueza está a salvo de los impuestos, ya que no de los vaivenes de la bolsa".

"Pero eso sí, el PP contra el PSOE y el PSOE contra el PP arrastrando con ellos toda su potencia mediática y social", ha lamentado tras reconocer que, a su juicio, este año el verano ha sido un paréntesis "que no devuelve a donde estábamos justo antes de arrancar: en una mala posición".

LA RECUPERACIÓN NO SE VISLUMBRA

En este contexto, el que fuera el primer ministro de Administraciones Públicas del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha advertido de que la recuperación económica "no se vislumbra" e incluso "se habla de riesgo de recaída". Pero además, ha criticado que los agentes políticos y sociales mantienen sus estrategias "egoístas" buscando proteger sus intereses "mediante la confrontación generalizada antes que mediante el necesario acuerdo".

A su juicio, si esta situación continúa, será el turno de que responda la sociedad civil. "Esa tercera España sensata que no se encuentra cómoda reducida a conmigo o contra mi, que cree que los problemas reales de este país son otros, que tienen solución, que merecemos la pena como país", sostiene.

Para leer más