Ternera tiene cuatro causas abiertas en España, entre ellas los 11 asesinatos de la casa cuartel de Zaragoza

Detenido en Francia Josu Ternera, histórico dirigente de ETA, tras 17 años fugado
Europa Press TV - Europa Press
Actualizado 16/05/2019 14:12:42 CET

 

El exlíder de ETA también está pendiente de cumplir dos sentencias condenatorias en Francia que suman 13 años de cárcel

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Dos empleados de Michelín que se chivaron a Josu Ternera: Así se fraguó el asesinato más antiguo que se le imputa

Josu Ternera', el final de la escapada para el último jefe histórico de ETA tras más de 40 años al servicio de la banda

El exjefe de la banda terrorista ETA José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, alias 'Josu Ternera', está procesado en cuatro causas en la Audiencia Nacional: el asesinato del directivo de Michelin Luis María Hergueta en 1980, el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en el año 1987, la financiación de ETA a través de 'herriko tabernas' y la acusación de delitos de lesa humanidad junto con otros cuatro antiguos dirigentes de la organización.

Josu Ternera nunca ha sido juzgado por estos casos, ya que en España no existe el enjuiciamiento en rebeldía. Según han informado fuentes jurídicas, por estos cuatro procedimientos cada juzgado de instrucción de la Audiencia Nacional encargado de la investigación ha librado sendas órdenes internacionales de detención que a día de hoy continúan vigentes y activas.

Estas son las causas pendientes que el exlíder de la banda tiene en España, pero en Francia, donde sí se le ha juzgado en rebeldía, se han dictado dos sentencias por pertenencia a organización terrorista que suman 13 años de prisión, por lo que está aún pendiente de cumplir estas condenas, según fuentes de la investigación.

El caso más antiguo por el que está procesado Josu Ternera es el del asesinato en 1980 del que fuera directivo de Michelin Luis María Hergueta Guinea. La causa fue instruída por el Juzgado Central de Instrucción número 1, cuyo titular es Santiago Pedraz, si bien el exlíder etarra no fue procesado hasta 2005. Tras el anuncio de la detención del etarra, el juzgado ya ha dado instrucciones para traducir al francés la orden de detención, tal y como han informado fuentes jurídicas.

HUYÓ CUANDO ERA PARLAMENTARIO VASCO

En esa época también fue procesado, como posible autor intelectual, por el atentado en la casa cuartel de Zaragoza, en el que fueron asesinadas 11 personas, 6 de ellas menores de edad, y otras 88 resultaron heridas. Unos años antes, durante esta investigación en 2002, fue citado a declarar, pero nunca compareció, pues siendo entonces parlamentario por Euskal Herritarrok en el País Vasco pasó a la clandestinidad.

Desde entonces se le busca, y su último rastro se diluyó en julio de 2013, si bien participó en la primera etapa del proceso de negociación con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, pero fue relegado por el ya fallecido Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry'. Luego vino el atentado de la T4 del aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas que fue determinante para el fracaso del proceso.

Otra de las causas que tiene pendiente en la Audiencia Nacional, según las fuentes jurídicas consultadas, está en el Juzgado Central de Instrucción 5, donde el juez Baltasar Garzón le procesó en 2008 por integración en organización terrorista junto a otras 42 personas por la causa 35/02, el caso conocido como el de las 'herriko tabernas' que ha pasado a la historia por tratarse del mayor golpe a la estructura de financiación de la banda.

Ternera fue excluido del auto de apertura de juicio oral, pues ya entonces se encontraba en rebeldía, de modo que todavía no ha sido juzgado por su participación en aquel entramado que acabó sentando en el banquillo a 36 personas en 2013. En total, 20 dirigentes de la ya entonces ilegalizada Batasuna fueron condenados por un delito de integración o colaboración con organización terrorista.

SIETE ATENTADOS MORTALES

Josu Ternera también está procesado por el Juzgado Central de Instrucción número 3 por crímenes de lesa humanidad junto a otros tres exlíderes de ETA por todos los asesinatos desde 2004. Sin embargo, la juez instructora Carmen Lamela sólo emitió auto de apertura de juicio oral para Mikel Karrera Sarobe 'Ata', Aitzol Iriondo Yarza 'Gurbitz', y Garikoitz Aspiazu 'Txeroki', si bien no pudo hacerlo para Ternera al estar entonces en búsqueda y captura.

En el auto de procesamiento de esta causa se recogen siete atentados mortales cometidos por ETA desde el año 2004, fecha en la que el delito de lesa humanidad fue incorporado al Código Penal, y les imputa un total de 25 delitos de asesinato terrorista por atentados como los que acabaron con la vida de los ciudadanos ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio en la T-4 de Barajas en diciembre 2006; el exconcejal socialista Isaías Carrasco en Mondrágón (Guipuzcoa) en marzo de 2008; el guardia civil Juan Manuel Piñuel en Legutiano (Álava) en mayo de ese año; y el brigada Luis Conde en Santoña (Cantabria) en septiembre.

También atribuye a la cúpula de la banda los atentados que acabaron con la vida del empresario Ignacio Uría en Azpeitia (Guipúzcoa) en diciembre de 2008; el policía nacional Eduardo Puelles en Arrigorriaga (Vizcaya) en junio de 2009; y los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá en Calviá (Baleares) en julio de 2009.

En dicho auto se atribuyen siete delitos de asesinato a 'Ata', seis a Iriondo, cinco a 'Txeroki', cinco a Elizaran y dos a 'Josu Ternera', que "estuvo al frente del 'aparato político'" de ETA durante los años 2005, 2006 y 2007 "en unión" de Francisco Javier López Peña, 'Thierry'. También les impuso fianzas por valor de responsabilidad civil de siete millones de euros para 'Ata', seis millones para 'Gurbitz', cinco millones para 'Txeroki' y dos millones a 'Josu Ternera'.

ÚLTIMA CONDENA EN FRANCIA EN 2017

Pero aparte de sus causas pendientes en España, Josu Ternera tiene pendiente al menos dos condenas en rebeldía impuestas por tribunales franceses, la última de 2017, cuando lo condenaron a 8 años de prisión por su pertenencia al aparato político de ETA entre 2011 y 2013.

En concreto, consideraron probado que era miembro de la cúpula etarra en ese periodo que coincidió con el tiempo en el que permaneció en Noruega antes de ser expulsado junto con otros dirigentes etarras, David Pla e Iratxe Sorzabal, encargados del último intento de negociación para la disolución de la banda.

A esos 8 años de condena en rebeldía que Ternera tiene pendiente en Francia se deben sumar los 5 que en 2010 le impuso el Tribunal Correccional de París y que incluía el destierro definitivo de Francia. En esa sentencia se impuso cuatro años a su hijo Egoitz Urrutikoetxea Laskibar, por considerarlo también culpable del delito de asociación de malhechores con fines terroristas por pertenecer a ETA.

Contador