Publicado 24/02/2021 17:59CET

El juez García Castellón confirma el archivo de la causa para el magnate ruso Mikhail Fridman por la quiebra de Zed

Archivo - El magnate ruso, Mikhaíl Fridman (centro), a su llegada a la  Audiencia Nacional, donde comparecerá ante el juez, Manuel García Castellón, por su presunta responsabilidad en las maniobras empresariales que llevaron a la quiebra a la mercantil es
Archivo - El magnate ruso, Mikhaíl Fridman (centro), a su llegada a la Audiencia Nacional, donde comparecerá ante el juez, Manuel García Castellón, por su presunta responsabilidad en las maniobras empresariales que llevaron a la quiebra a la mercantil es - Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha confirmado el archivo de la investigación sobre la quiebra de la empresa española Zed WorldWide con respecto al multimillonario ruso Mikhail Fridman, que la adquirió por 20 millones de euros.

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 insiste en que de la prueba practicada en la instrucción no se concluir que Fridman participara en los hechos imputados. En el auto del pasado mes de diciembre por el que acordó el sobreseimiento provisional, el magistrado afirmó que no hay indicios suficientes para demostrar "la participación ni directa ni indirecta en cuestiones relativas al Grupo Zed".

El juez de la Audiencia Nacional ratifica su decisión, contraria al criterio de la Fiscalía Anticorrupción, y desestima los recursos presentados contra este auto de archivo interpuestos por el fundador de la tecnológica Zed Javier Pérez Dolset, su hermana Patricia y su padre Juan Antonio Ramírez contra el auto por el que se declaró el sobreseimiento provisional de la causa respecto a Fridman.

En este sentido, el juez instructor explica en su auto con fecha del pasado 22 de febrero que los recursos se limitan a relatar los indicios que en su día llevaron a la imputación de Fridman y que por tanto "no desvirtúa" su decisión de acordar el archivo porque la práctica de las diligencias de investigación "conducen necesariamente a acordar el sobreseimiento provisional".

ADQUISICIÓN DEL GRUPO ZED POR UN PRECIO MUY POR DEBAJO AL DE MERCADO

Fridman fue imputado en agosto de 2019 a petición de la Fiscalía Anticorrupción al entender que era la persona que controló toda una serie de "maniobras" para llevar a la "asfixia económica" a la tecnológica española y poder adquirirla por 20 millones de euros, un precio muy por debajo al de mercado.

El Ministerio Público se adhirió a los recursos presentados de la familia Pérez Dolset y destaca que "no se trata de acreditar la condición de administrador de hecho o de derecho" de Fridman en Vimpelcom, que participó en la compra del Grupo Zed, sino "acreditar su conocimiento y actuación de los hechos investigados".

El magistrado discrepa con el fiscal en que no es "indiferente" la condición que ostentaba Fridman en las compañías, ya que fue esa "cualidad" el motivo de su imputación. En este sentido, subraya que "el inicio de una investigación contra quien ostenta funciones ejecutivas en una organización resulta justificado, en la medida en que se trate de determinar si existe una persona que asume un plus de responsabilidad respecto de posibles actos ilícitos de sus empleados".

Ahora bien, "si llegado a un punto de la investigación se constata que no hay diligencias que impliquen a este directivo, necesariamente por ley la investigación tiene que cesar", concluye el magistrado.

ARCHIVO DE OTRAS CAUSAS

La Audiencia Nacional también acordó el pasado mes de enero el sobreseimiento provisional con respecto a Fridman en otra causa en la que se encontraba investigado, la relativa a una supuesta manipulación de precios para devaluar las acciones de DIA y poder comprar la empresa a un precio más bajo.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, José Luis Calama, entiende que la bajada continuada del precio de las acciones de DIA se debió a "la evolución del negocio" debido a "una mala gestión" o a "la inadecuada política comercial y de inversiones", por lo que entiende que no ha quedado acreditado que los hechos investigados sean constitutivos de infracción penal".

Para leer más