El juez Garzón considera "un grave error" que la política convierta al terrorismo en una "cuestión partidista"

Actualizado 01/08/2007 19:23:13 CET

TORRES (JAÉN), 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón consideró hoy que es un "grave error" que el discurso político "se centre en el terrorismo no para aunar esfuerzos, sino para discutir, criticar o convertir lo que debe ser una cuestión de Estado en una cuestión partidista".

En una entrevista a Canal Sur Radio y recogida por Europa Press, Garzón analizó que es "lógico" que el terrorismo esté entre las principales preocupaciones de los españoles debido al "miedo y zozobra que puede llegar a infundar en las personas ante la posibilidad de que sean víctimas de un ataque en cualquier momento y lugar".

Ante esta situación, el magistrado destacó la importancia de que se transmita a la sociedad mensajes tranquilizadores así como las "contundentes" actuaciones que se están desarrollando contra el terrorismo "según los parámetros más estrictos de legalidad". "Creo que España es un paradigma de la lucha contra el terrorismo y aunque a veces predomine el tópico de que esto no es así, los servicios y las fuerzas de seguridad españoles hacen una labor importantísima", manifestó.

Según Garzón, "todos estamos obligados a transmitir que España es segura", pues a pesar de que en cualquier momento se puede registrar un ataque terrorista, "se están evitando muchas de esas acciones por la acción sostenida de las instituciones". Por todo ello, el juez de la Audiencia Nacional afirmó que las polémicas que se registran en el ámbito de la política afectan de forma negativa a la lucha contra el terrorismo.

"Se han dicho cosas muy gruesas y eso no favorece, porque por decirlo no va a cambiar el sistema, que no es malo, aunque se puede mejorar", alegó el magistrado, quien agregó que la crítica debe ser constructiva, más aun tratándose de asuntos relacionados con el terrorismo por la sensibilidad especial con que son percibidos por los ciudadanos. "Exacerbar, manipular o hacer un uso sectario es muy peligroso para cualquier sociedad", advirtió.

En último lugar, Garzón sentenció que en ningún momento se ha relajado la intensidad con la que se trabaja contra ETA y afirmó que ve "grotesca esa afirmación, auspiciada por el desconocimiento absoluto". "Vincular la tregua con una disminución de la acción policial o judicial ni es verdad ni es justo", zanjó.