Publicado 11/12/2019 11:04CET

El juez Guevara ante un yihadista en la Audiencia Nacional: "41 años celebrando juicios, tomaduras de pelo ni una"

La defensa y la Fiscalía habían llegado a un acuerdo por el que el acusado reconocía los hechos y aceptaba prisión

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Alfonso Guevara, ha abroncado este miércoles a las partes implicadas en el juicio a un acusado de autoadoctrinamiento yihadista por no respetar el orden reglamentariamente establecido a la hora de celebrar el acto de enjuiciamiento: "41 años celebrando juicios, tomaduras de pelo ni una", ha espetado.

El acusado, Boubkar A.A., se sentaba en el banquillo por compartir y difundir a través de redes sociales contenido de marcado carácter yihadista y ensalzar a organizaciones terroristas como Al Qaeda y Estado Islámico y cuando se ha puesto ante el juez, al ser preguntado si reconocía los hechos que se le imputaban, se ha negado a hacerlo y ha pedido suspender el juicio, a lo que Guevara ha respondido con un "pues no".

En ese momento, su abogado ha tomado la palabra y ha explicado que había llegado a un pacto con la Fiscalía por la que el acusado reconocía determinados hechos y se conformaba con una pena concreta de prisión, pero parecía haber cambiado de opinión en el último momento, por lo que solicitaba la suspensión, ya que él había acudido a la sesión pensando en un acuerdo y no se había "preparado" el juicio. Ofrecía renunciar a la defensa letrada y que el acusado nombrase nuevo abogado.

Ha sido entonces cuando Guevara les ha abroncado. "Estamos en el juicio y se celebra. Que hayan hecho los deberes o no, es cuestión de cada uno. Se señala el juicio oral para el día tal y hay que venir preparado para todo", ha dicho el juez, antes de dar la palabra al fiscal Emilio Miró. Cuando este iba a explicar los términos del acuerdo inicialmente propuesto, el acusado ha intervenido, ahora sí, para clamar por "un pacto de conformidad", terminando de indignar al juez.

"41 años dirigiendo juicios, ¡Tomaduras de pelo ni una! He dicho que si se conformaba con las penas primeramente solicitadas y dice que no. Que si habia alguna cuestión previa y me dicen que no. Abro el juicio oral y de repente, que sí, que me conformo, que tengo una cuestión previa que plantear... O rompemos la Ley de Enjuiciamiento o como me la tuve que estudiar y sigo estudiándomela, la aplico. Las conversaciones de pasillo son de bar. No es un juicio oral. Esto es una tomadura de pelo y estamos consintiéndolo todos. Pero yo, me matarán, pero sigo aquí", ha afirmado.
EN INSTRUCCIÓN, "TAMPOCO HACEN LOS DEBERES"
Finalmente, ha tomado la palabra el fiscal, que ha dejado en 3 años la petición de condena a prisión por un delito de autoadoctrinamiento, con un año de libertad vigilada y 10 años de inhabilitación absoluta y de inhabilitación especial. Guevara se ha vuelto a dirigir al acusado, que esta vez ha aceptado reconocer el delito y conformarse con la pena instada por la Fiscalía.

Sin embargo, antes de enunciar el visto para sentencia por conformidad, el presidente del Tribunal ha añadido una crítica al Juzgado de Instrucción que ha llevado su caso y que "tampoco ha hecho sus deberes" porque "informó a la Sala quince días antes de cumplir los dos años" el acusado en prisión provisional "teniéndolo ahí en el juzgado sin hacer nada". Ha acordado que se mantenga en la cárcel hasta que se dicte la sentencia.