Actualizado 12/03/2009 16:04

Kosovo.- El PP pide la retirada inmediata de las tropas y funcionarios españoles para ser coherentes

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, Gustavo de Arístegui, insistió hoy en pedir al Gobierno la retirada inmediata de los soldados y funcionarios españoles en Kosovo para ser coherentes con la negativa a reconocer la independencia de la provincia serbia.

"Si no reconocemos la independencia de Kosovo no entiendo muy bien qué hacen tropas españolas garantizando esa independencia y tampoco entiendo qué hacen funcionarios españoles creando un Estado en el que no creemos. Por tanto, lo uno y lo otro tendría que ser interrumpido con carácter inmediato", declaró en la presentación del libro 'Kosovo. Las semillas del odio', del periodista Ricardo Angoso.

A juicio del diputado 'popular', el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero mantiene con respecto a Kosovo una actitud "totalmente incoherente" que resulta "inaceptable".

De Arístegui subrayó que la postura de los partidos políticos que, como PP y PSOE, se han opuesto a la declaración unilateral de independencia de Kosovo, no tiene nada que ver con ningún supuesto temor a que este caso sirva de precedente para los nacionalismos en España, sino a que se trata de una violación de la legalidad internacional.

El autor del libro explicó en la sede de las instituciones europeas en España que la idea de elaborar 'Kosovo. Las semillas del odio' nació en un viaje que hizo a la provincia serbia en 1999, tras la intervención de la OTAN. Esta organización, recordó, quería "vender la moto" a los periodistas de que iba a crear un Kosovo "multiétnico", pero pronto se dio cuenta de que hasta 60.000 serbios vivían en guetos protegidos por los países aliados.

Angoso denunció el "doble rasero" de la comunidad internacional que se ha visto en el caso de Kosovo, cuya independencia considera "irreversible" y advirtió de que se ha "abierto la caja de pandora" de futuros conflictos en Europa. Se refirió concretamente al contencioso de Chipre, con una autoproclamada república turcochipriota que la comunidad internacional no reconoce.

También participaron en la presentación del libro los embajadores de Rusia y Serbia en España, Alexander Kuznetsov y Jela Bacovic, respectivamente.

Kuznetsov arremetió contra la promoción de la independencia de Kosovo por parte de Estados Unidos al lamentar que siga vigente el "principio bárbaro" que reconoció públicamente el presidente Franklin D. Roosevelt, cuando se refirió al dictador nicaragüense Anastasio Somoza como "un hijo de puta, pero nuestro hijo de puta".

La embajadora serbia intervino para dejar claro que Serbia "nunca" renunciará a la soberanía sobre Kosovo y para ello sólo usará las vías diplomáticas y pacíficas, entre ellas el recurso al Tribunal Penal Internacional, que confía en que defina la declaración unilateral de independencia como un acto ilegal, lo que, a su juicio, permitiría volver a las negociaciones entre serbios y kosovares.