31 de marzo de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 16:46:10 CET

Le piden 17 años por intentar atracar un banco y disparar a un cliente con una pistola defectuosa

SEVILLA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Sevilla reclama una pena de 17 años y tres meses de prisión para un hombre acusado de irrumpir en una entidad bancaria de Alcalá de Guadaíra con la intención de atracarla y de accionar el gatillo de un revólver contra un cliente, quien no resultó herido porque un defecto en la pistola impidió la salida de la bala.

Según el escrito de acusación provisional del fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, sobre las 12.45 horas del 16 de noviembre de 2006, el inculpado, B.G.D., ocultando su rostro con "un paraguas abierto y un pasamontañas" entró en una sucursal bancaria amenazando con un revólver "con ánimo de obtener un ilícito enriquecimiento patrimonial".

Así las cosas, el Ministerio Público asegura que el procesado se dirigió a la zona de cajas para que le entregaran el dinero que hubiera, si bien huyó del lugar cuando los empleados le dijeron que no podían darle efectivo alguno por el mecanismo de seguridad que tenía la caja fuerte.

Una vez en la puerta del establecimiento observó que uno de los clientes estaba alertando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de manera que --prosigue el fiscal-- "sin mediar palabra y a una distancia aproximada de tres metros, disparó el revólver contra el pecho de L.F.G. con la intención de acabar con su vida", aunque no logró su propósito porque el arma tenía un defecto que impidió la salida de la bala.

La víctima, con el objetivo de evitar un segundo disparo, se abalanzó sobre el imputado con quien entabló un forcejeo en el transcurso del cual el acusado "golpeó en la cabeza" a L.F.G. con el citado revólver y huyó del lugar, si bien pudo ser detenido el 16 de enero de 2007 en el interior de su domicilio.

El Ministerio Fiscal considera que los hechos relatados constituyen un delito de robo con intimidación en grado de tentativa, por el que pide tres años y seis meses de cárcel; un delito de tenencia ilícita de armas, por el que solicita dos años y nueve meses de prisión; un delito de asesinato en grado de tentativa, por el que solicita once años de cárcel; y una falta de lesiones, por la que pide una multa de 600 euros --a razón de diez euros diarios durante dos meses--.