Actualizado 26/06/2009 15:50

Leguina pide que se deje "margen de maniobra" a Tomás Gómez pues "tiene experiencia y lo ha demostrado de forma exitosa"

El ex presidente madrileño dice que le "encantaría" incorporarse al proyecto del PSM

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente autonómico Joaquín Leguina reclamó hoy que se deje "margen de maniobra" al secretario general del PSM-PSOE, Tomás Gómez, pues "es capaz de ganar elecciones, tiene experiencia y lo ha demostrado de forma bastante exitosa".

"Insisto, le daría un margen de maniobra. No hay por qué echarle encima la responsabilidad de derrotas en batallas en las cuales no ha participado, como de los resultados de las elecciones europeas", solicitó en una entrevista en Telemadrid, recogida por Europa Press.

Asimismo, dijo que le "encantaría" incorporarse al proyecto de Gómez, tal y como ha solicitado el diputado Adolfo Navarro en una circular, pero recordó que el partido necesita "algo más" para conseguir ganar en Madrid. "Yo perdí las elecciones. No vamos a olvidarlo. También es verdad que caían chuzos de punta pero Gallardón llevaba como estrella de campaña la ampliación del Metro que luego hizo. Hizo muchísimos kilómetros que estaremos pagando todavía pero, Alberto es así, se pone un objetivo y lo cumple", destacó.

"Como la M-30 en la pasada legislatura. Es cierto que en estos tiempos de crisis, normas como 'hágase lo que se deba aunque se deba lo que se haga' nos pueden costar caras pero, desde el punto de vista político, las apuestas del PP en Madrid son impecables", dijo el ex líder socialista para quien en la Comunidad "más que brotes verdes, cada vez hay más pájaros azules".

No obstante, indicó que el PSOE tiene que replantearse muy seriamente su estrategia. "No consiste en traerse un paracaidista magnífico para que vista la lista. Hay que cambiar la influencia social del partido para lo cual hay que engrasar muy bien al propio partido. El PSOE tiene mucha gente y no me refiero a gente de relumbrón, me refiero a gente muy respetada en el tajo, gente que hay que movilizar ya", apuntó.

Sin embargo, desde Ferraz, según se rumorea en los corrillos políticos, se piensa en candidatos provenientes del Ejecutivo para las autonómicas y municipales madrileñas de 2011. "La ventaja es que estos candidatos paracaidistas pierden las elecciones y por méritos pasan a ser ministros. DeGaulle, a aquel ministro que perdía elecciones lo echaba, aquí se lo gratifica. Zapatero prefiere gratificar la amistad al esfuerzo y al éxito pero para ser ministro algún otro mérito hay que tener", señaló Leguina para quien tampoco "hay prisas" para elegir a los candidatos.

"Es evidente que quienes ahora tienen que gobernar ya han dicho que se van a presentar. Era lógico. Pero yo preferiría que el PSOE hiciera una preselección tranquila. De las primarias no me fío ni un pelo. Me fiaría si fueran unas primarias a la americana", planteó.

Respecto a los comicios europeos, Leguina opinó que el PSOE llevó a cabo una campaña "bastante desastrosa". "Uno no puede hacer campaña diciendo que viene la derecha y nos va a comer los higadillos y, por detrás, ir diciendo que vas a votar a Durao Barroso, que ha salido de la derecha. No entiendo cómo el partido socialista europeo no tiene ningún candidato. Barroso no es que sea un necio, es una persona valiosa pero es indefendible, con este líder no vamos a salir jamás del impass", estimó.

En su opinión, lo que ocurre es que los Jefes de Gobierno "no quieren a líderes potentes en Europa, así pueden seguir mangoneando y seguir yendo hacia atrás". "En el Parlamento Europeo hay un grupo notable de antieuropeos", añadió Leguina, quien considera que el PSOE se metió en "jardines que no venían a cuento durante las europeas como el asunto de la normativa del aborto".

Un tema que considera "muy delicado" y en donde la discusión no había lugar dado que "el aborto es malo". "Es un mal per se. Nadie en su sano juicio puede ser proabortista o manifestar que el aborto es un derecho. No sé si se sacó ese debate tan maravilloso para llevarnos a la derrota a para intentar provocar a la Santa Madre Iglesia Católica que también a veces se pasa de frenada, asustar al personal y conseguir que esa gente asustada venga a votar al PSOE. Eso funciona una vez", zanjó.

Para Leguina, a "Rodríguez Zapatero le pasa con la vieja guardia socialista aquello que cantaba el poeta, que 'los muertos que vos matáis gozan de buena salud'. Tenemos influencia porque la sociedad es muy abierta y porque aunque no tengamos poder para nombrar ministros sí que tenemos libertad de expresión", una libertad que Felipe González ha utilizado para desmontar la política laboral del Ejecutivo.

"Zapatero dijo que se hará una reforma laboral si está pactada que es lo mismo que decir que no va a hacer ninguna reforma laboral. González lo que ha dicho es que 'usted es Gobierno y si estos señores, sindicatos y patronal, no se ponen de acuerdo, usted tiene que hacer algo'", destacó el ex presidente.

"A mí, la verdad, me da miedo porque las reformas van siempre en la misma dirección", dijo, al tiempo que se refirió sobre la financiación autonómica y recordó a Churchill diciendo que "cuando estudiaba, la suma de porcentajes daba siempre cien, ahora parece que la suma es mayor pero, no se puede engañar a todos todo el tiempo".