Publicado 31/08/2022 14:53

Llevar al Senado el debate sobre energía relega a Vox y Cs, mientras que Podemos ni intervendrá

Archivo - Hemiciclo del Senado momentos antes de una sesión de control al Gobierno en el Senado, a 20 de octubre de 2020.
Archivo - Hemiciclo del Senado momentos antes de una sesión de control al Gobierno en el Senado, a 20 de octubre de 2020. - EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL - Europa Press

Sánchez y Feijóo tienen campo libre para protagonizar el debate, lo que se interpreta como una vuelta al bipartidismo

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El debate sobre las medidas de ahorro energético que acogerá el Senado el martes con la comparecencia del presidente Pedro Sánchez y la intervención del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, implica que Vox y Ciudadanos quedarán relegados a un papel secundario dada su poca representación en la Cámara, mientras que Podemos ni intervendrá dado que no cuenta con senadores. Desde el partido naranja hablan ya de una escenografía del bipartidismo.

El Senado está conformado por 264 senadores repartidos en un total de ocho grupos parlamentarios, cuya distribución es muy distinta a la del Congreso. Destacan los grupos Socialista y Popular, con 113 y 103 senadores, respectivamente, y a mucha distancia aparecen el grupo que comparten Bildu y ERC (16 parlamentarios), el PNV (10), el Grupo Nacionalista (6), el de Izquierda Confederal (5), el Democrático (4) y el Mixto (7).

Vox cuenta con tres senadores, José Manuel Marín, Yolanda Merelo y María José Rodríguez de Millán, que están integrados en ese Grupo Mixto junto con dos independientes, un senador del Partido Aragonés (PAR) y otro de Unión del Pueblo Navarro (UPN).

Ciudadanos, por su parte, cuenta con un único senador debido al resultado de las elecciones de Andalucía del 19 de junio, en las que el partido 'naranja' no consiguió representación. Perdió así los dos escaños que tenía por designación autonómica. Actualmente, el senador Miguel Sánchez López está integrado en el Grupo Democrático, junto a los dos senadores de Teruel Existe y el del Partido Regionalista de Cantabria.

La voz de Vox y Ciudadanos, que cuentan con grupo propio en el Congreso, quedará así desdibujada en el debate energético del Senado puesto que tendrán que repartir su tiempo de intervención con el resto de partidos con los que comparten grupo. "Volvemos al tiempo del bipartidismo, que es lo que quieren el PP y el PSOE", comentaba este miércoles un dirigente del partido naranja.

Peor lo tiene Unidas Podemos, ya que la formación morada ni si quiera tendrá hueco en el debate porque carece actualmente de senadores.

EL DESARROLLO DEL DEBATE

La comparecencia de Sánchez, así como las réplicas de los distintos grupos, tendrán lugar el martes a partir de las 16.00 horas, según ha confirmado este miércoles la vicepresidenta primera del Senado, Cristina Narbona, en una rueda de prensa posterior a la reunión de la Mesa.

En cuanto al reparto de tiempos, seguirá el mismo esquema que se utilizó en la anterior comparecencia del jefe del Ejecutivo, celebrada en septiembre de 2020 y que se extendió durante casi seis horas. Así, Sánchez no tiene límite de tiempo, pero cada grupo dispondrá de 15 minutos para su primera intervención y 5 para la segunda, a excepción del mixto, que cuenta con 18 y 6, respectivamente.

El debate ocupará toda la tarde del martes, puesto que no habrá sesión de control, preguntas y tampoco interpelaciones. El pleno continuará el miércoles, con la aprobación de dos proyectos de ley que se debatirán esta semana en ponencia: un proyecto de ley de creación y crecimiento de empresas y una proposición de ley orgánica de modificación del Código Penal en materia de imprudencia en la conducción de vehículos a motor o ciclomotor.

Además del debate de los proyectos de ley, también se celebrarán varias mociones a consecuencia de interpelación presentadas por distintos grupos parlamentarios.

DEBATE "ÚTIL Y POSITIVO"

El presidente del Senado, Ander Gil, ha trasladado este miércoles a los grupos parlamentarios que componen la Cámara Alta la necesidad de que aprovechen el debate sobre el plan de ahorro energético para ofrecer "un debate útil y en positivo".

Así lo ha hecho durante las reuniones de la Junta de Portavoces y la Mesa, donde ha hecho hincapié en que la presencia del presidente del Gobierno en un debate que ha considerado de "calado y trascendental" es "una oportunidad para que los ciudadanos perciban que en el Senado se desarrollan debates muy decisivos para la vida diaria de los españoles".

En esta línea, ha reclamado a los grupos un debate "positivo y propositivo, alejado del tacticismo político, que sea útil y beneficioso para los españoles". "En las formas y en el fondo", ha agregado. A su juicio, la sesión del martes es "una gran oportunidad" para que los grupos pongan sus propuestas sobre la mesa y para que la Cámara Alta traslade una imagen de "ejemplaridad en las formas". "En ello va el crédito y la credibilidad de todos", ha remachado.