Actualizado 21/01/2009 19:40 CET

Mari Luz.- La defensa de la hermana de Santiago del Valle dice que "sería interesante" la práctica de nuevas pruebas

HUELVA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El abogado de Rosa del Valle, hermana de Santiago del Valle, Manuel Domínguez, que defiende a la presunta cómplice de la muerte de Mari Luz Cortés, apuntó hoy que "sería interesante la práctica de nuevas pruebas concretas" en el caso, tras el levantamiento del sumario.

Así lo explicó a Europa Press Domínguez, quien subrayó que "aún existen varias cuestiones en estudio", e incidió en que "hay que esperar al auto de procesamiento para ver la situación" en la que finalmente quedará su cliente respecto a la muerte de Mari Luz Cortés.

En este sentido, el letrado subrayó que "desde el punto de vista profesional se deben realizar algunas pruebas concretas" y subrayó que los tres abogados de los implicados, es decir tanto él mismo, como los defensores de Santiago del Valle y de su mujer Isabel García, Juan López Rueda y Manuel Rodríguez, respectivamente, "coinciden en puntos concretos" de los que sería "interesante" pedir nuevas investigaciones.

Por su parte, el abogado defensor de García aseguró que, "de momento, no tiene intención de pedir más pruebas" porque en la notificación del alzamiento del secreto de sumario, "no hubo indicios" que puedan incriminar a su cliente, ya que "no aparece ninguna acusación concreta contra ella". Asimismo, indicó que no se pronunciará, al menos, "hasta que no vea cómo se pronuncia la acusación particular y la Fiscalía".

López Rueda también solicitará durante esta semana la realización de nuevas pruebas, aunque aseguró que "el contenido de las mismas aún lo desconoce", pero mostró "seguridad" al referirse a la solicitud de nuevas investigaciones por parte de la acusación particular, lo que posiblemente retrase la fecha del juicio que en un principio se barajó para septiembre u octubre.

El fiscal encargado de representar al Ministerio Público en las diligencias depositadas en el Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva por la muerte de la niña, Alfredo Flores, consideró, una vez alzado el secreto de sumario que pesaba sobre la investigación el pasado 8 de enero, que "si el caso no se complica", la vista oral podría ser fijada para la época inmediatamente posterior al ocaso del verano.

Flores dio por finalizada la fase de investigación, al menos "en principio" y siempre que las partes personadas en el caso no soliciten nuevas periciales y fue escéptico en cuanto a la aportación de nuevas pruebas, porque "ya se ha hecho todo".