Actualizado 16/10/2017 17:09

Más control de los precursores de explosivos y de acceso a las comunicaciones, acuerdos del G-6

Zoido en reunión de los ministros de Interior del G-6
TWITTER DE ZOIDO

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha explicado que, entre las medidas acordadas este lunes en la reunión de los ministros del Interior del G-6, está un mayor control de los precursores de explosivos, así como mejorar el acceso a los datos de las comunicaciones, manteniendo el equilibrio entre privacidad y seguridad.

En esta ocasión, el encuentro de los titulares de Interior de los seis países más grandes de la UE --Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, España y Polonia-- ha tenido lugar en Sevilla, aunque le tocaba a Polonia, debido a los atentados sufridos el pasado mes de agosto en Barcelona. En el G-6 está representada también la UE y ha sido invitado el ministro del Interior del Reino de Marruecos.

Los ministros han abordado las medidas para controlar los flujos migratorios y también el refuerzo de las medidas para luchar contra el terrorismo yihadista. En relación con este último, Zoido ha explicado que han acordado profundizar en los instrumentos de cooperación existentes, reforzando el intercambio de información y la aplicación reforzada de las medidas con que ya se cuenta.

En este sentido, y en la rueda de prensa ofrecida tras la reunión, ha citado expresamente la necesidad de intensificar las medidas de control de los "precursores de explosivos", para lo que se ha apostado por tener una relación más estrecha entre comerciantes y autoridades a fin de "detectar" las transacciones de determinados productos "que puedan resultar sospechosas".

MEZCLA DE PRODUCTOS PARA CONSEGUIR EXPLOSIVOS

Al hilo de ello, Juan Ignacio Zoido ha precisado que hay determinados productos cuyo uso en exclusiva para fines medicinales o de limpieza no suponen "ningún problema", pero no obstante "mezclados" con otros productos "pueden convertirse en explosivos que causen graves tragedias".

El ministro, que ha apostado por compatibilizar los derechos de fabricantes y comerciantes, ha indicado que muchos de esos productos empleados para conseguir explosivos "son fáciles de obtener en cualquier página de Internet", por lo que hay que llevar a cabo un control "muy exhaustivo" de los mismos.

"El terrorismo yihadista tiene la facultad de adaptarse y cambiar su 'modus operandi'", ha resaltado Zoido, que también ha citado la necesidad de mantener un equilibrio entre "privacidad y seguridad" en el acceso a los datos de las comunicaciones para prevenir el terrorismo, así como el fomento de la colaboración público-privada entre autoridades e internet.

Y todo ello a fin de "evitar la utilización de Internet con fines terroristas", ha manifestado el ministro del Interior, que ha precisado que, en el ámbito de la prevención y lucha contra la radicalización "violenta", el G-6 ha acordado establecer mecanismos "para la formación de imanes y evitar que en lugares de culto se puedan difundir mensajes extremistas".

RADICALIZACIÓN EN LAS PRISIONES

De igual modo, se ha apostado por prevenir la radicalización en las prisiones, ha señalado Zoido, que ha anunciado que la Unión Europea tiene previsto aprobar una partida presupuestaria para hacer frente a la seguridad en los lugares con grandes aglomeraciones de personas y que el riesgo, de este modo, "sea mínimo".

En definitiva, la reunión del G6 "ha servido para profundizar en medidas y políticas migratorias comunes y para luchar contra las mafias que trafican con seres humanos", ya que "todos los países compartimos la firme determinación de trabajar más unidos que nunca para derrotar al terrorismo y dar una solución definitiva y con carácter general a los problemas de la presión migratoria que tenemos en la UE".

De este modo, y en relación al "desafío migratorio" en el Mediterráneo, Juan Ignacio Zoido ha trasladado en primer lugar el acuerdo del G-6 de diferenciar, en primer lugar, entre refugiados y migrantes.

En este sentido, y "para conseguir el objetivo de controlar los flujos migratorios" en el Mediterráneo, el G6 ha coincidido en la apuesta por controlar las fronteras y prevenir la inmigración irregular, todo ello mediante una cooperación "sincera y legal" con los países de origen y de tránsito.

"Reforzar la cooperación con terceros países es clave", ha subrayado el ministro en la rueda de prensa ofrecida tras la reunión del G-6.

En la reunión del G-6 han participado Juan Ignacio Zoido, que ha presidido la misma, y sus homólogos de Francia, Gérard Collomb; Polonia, Mariusz Blaszczak, y Reino Unido, Susan Williams de Trafford, además de la secretaria de Estado de Alemania, Emily Haber, y el embajador italiano, Stefano Sannino.

Más información