Actualizado 14/07/2009 18:31 CET

Miguel Celdrán se muestra "inmensamente satisfecho" ante el archivo de la querella sobre el Canal de Badajoz

BADAJOZ, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán, se mostró este mediodía "inmensamente satisfecho" por el auto del juzgado de instrucción número 2 de Badajoz que archiva la querella, presentada por la Fiscalía Anticorrupción, sobre el Canal de Badajoz, y en la que se imputaba a dos funcionarios del consistorio de la capital pacense y a otros dos empresarios de la ciudad.

El primer edil de Badajoz quiso hacer pública la "satisfacción" del equipo de gobienro local por las conclusiones del auto judicial en "cuanto a responsabilidades penales y administrativas" ya que, subrayó, "no se encuentra absolutamente nada", y también satisfacción por los "encendidos elogios" que de los funcionarios imputados hace "el propio instructor en el auto", que, dijo, "es muy de agradecer".

Celdrán hizo extensiva esta satisfacción al hecho de que el consistorio cuente con funcionarios por su "merecida" confianza, honradez y competencia que el equipo de gobierno "siempre" depositó en ellos.

AUTO JUDICIAL

En cuanto al auto judicial que archiva la querella sobre la actuación en el Canal de Badajoz, Miguel Celdrán, quiso destacar varios de sus párrafos a su juicio concluyentes sobre el proceso llevado a cabo en el Canal.

El alcalde leyó textualmente partes del auto en los que se indica que " se constata" que "ningún privilegio o beneficio se realizó frente a la concejala de Urbanismo", en referencia a Cristina Herrera, "por parte de las entidades denunciadas" y que "ninguna dadiva, regalo o beneficio" se realizó "frente a los funcionarios imputados".

También destacó que el auto recoge que "queda probado de manera cierta y sin lugar al más mínimo resquicio o atisbo de duda" que los funcionarios "actuaron de conformidad a la legalidad imperante", y "desconociendo al igual" que el resto de "jefes de los diferentes departamentos la titularidad" de esa parte del Canal sobre la que se actuó.

Asimismo, Celdrán quiso destacar que el juez instructor indica en el auto que en "ningún caso" puede decirse que los imputados "urdieron trama a los efectos de la valoración en la permuta" de los terrenos del Canal, ya que, explica el texto judicial "ninguno de los testigos propuestos por las acusaciones" dejaron la "atisbo de duda sobre la actuación" de los mismos.

Finalmente, el alcalde resaltó que el auto indica que de la instrucción practicada se "constata de manera pública y notoria el buen hacer en el ejercicio de sus funciones y la exquisita profesionalidad" de los funcionarios imputados, que, matiza el texto, "queda corroborada no sólo ante la documental incorporada a la causa, sino ante las 30 declaraciones tomadas en vista instructora".

Así, para el alcalde de Badajoz del auto "se desprende fácilmente" que todo el proceso se inicio con una "sincronizada persecución" al equipo de gobierno "a través del acoso a los funcionarios", señalando que algunos miembros del equipo de gobierno local, entre los que citó a Herrera y Alejandro Ramírez del Molino, fueron difamados y calumniados sin sonrojo.

En este sentido, dijo que la actuación por parte del PSOE e IU de Badajoz ha "perjudicado gravemente" la imagen de la ciudad, ya que todo el proceso se recogió en medios de comunicación regionales y nacionales, asó como al "buen nombre de los funcionarios y sus familias", además del "perjuicio" que causó a la administración municipal por los medios humanos, técnicos y materiales que hubo que dedicar para aportar "los kilos de documentación" requerida desde los juzgados.

DIMISIONES Y BAJAS

Por estos motivos, el alcalde pacense quiso preguntar a los ciudadanos sobre que creen que hubiera pasado si el auto hubiera sido "contrario" al equipo de gobierno, asegurando que él está "seguro" que desde el PSOE e IU se hubiera "convocado" a los medios de comunicación para "pedir la dimisión" del equipo de gobierno.

Además, pidió "seriamente", si a al concejal socialista José Ramón Suárez y a Manuel Sosa como representante de IU, les "queda algo de dignidad y hombría política", ante el auto judicial que archiva la querella, que "dimitan lo antes posible".

Añadió a este respecto que "en el caso" de que no dimitan intentará ponerse "al habla con los máximos responsables" de ambos partidos para "pedirles por favor que les den de baja en el partido, porque son indignos de representar a la ciudad" en el Ayuntamiento y "no sirven nada más que para calumniar y difamar para intentar buscar páginas en los medios de comunicación".

Miguel Celdrán concluyó su intervención ante la prensa indicando que "posiblemente" el Ayuntamiento "no presentará" querellas por agresiones o delitos contra el honor o la imagen.