Narbona niega una semana "horrible" para el Gobierno y destaca que ha permitido ver las diferencias con Rajoy

La exministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 17/09/2018 12:33:53CET

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha rechazado este lunes que el Gobierno viviera una semana "horrible" después de las últimas jornadas se acumularan polémicas en torno al Ejecutivo. Aunque Narbona señala que la situación ha sido "difícil", a su juicio ha servido para ver la diferencia del actual Gobierno socialista con el anterior de Mariano Rajoy.

Después de que en la última semana dimitió Carmen Montón como ministra de Sanidad, se puso en duda la tesis del presidente, Pedro Sánchez, o el Ejecutivo rectificó sobre la venta de armas a Arabia Saudí, la dirigente socialista ha negado que fuera una "semana horrible".

"Ha permitido hacer visible alguna de las grandes diferencias que existen entre este Gobierno y el de Rajoy, si se perdió la moción fue porque se había producido una sentencia que colocaba a Rajoy en una situación inédita", ha resaltado, en declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press.

Así, aunque ha admitido que fueron unos días "difíciles" para Moncloa, Narbona ha reiterado el compromiso que tiene el Ejecutivo con la "regeneración democrática" y ha criticado que frente al "ruido" sobre la tesis de Sánchez, Rajoy con la situación judicial del PP no hubiese podido ser presidente de "ningún país demócrata avanzado".

Con todo, ha defendido la acción del Gobierno después de recibir como "gran legado" del anterior Ejecutivo un país que está "a la cabeza" en precariedad y mucho trabajo pendiente en regeneración democrática.

La dirigente socialista ha atribuido las dificultades a que formaciones como el PP y Ciudadanos cotinuan poniendo en duda la legitimidad del Gobierno. "Los que tenemos memoria sabemos que al PP no le resulta fácil dejar el Gobierno", ha asegurado.

En esta línea, ha comparado la situación actual con la que se vivió con la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero a la Moncloa en marzo de 2004, cuando Narbona formó parte de su Ejecutivo. "Entonces, escuché que los ministros estábamos sentados encima de 200 cadáveres", ha señalado.