Pablo Iglesias ofrecerá a Sánchez su apoyo a cambio de medidas en pensiones, alquileres o dependencia

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se reúnen en el Congreso
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 05/09/2018 19:04:32 CET

El presidente afronta el encuentro con el ánimo de avanzar en los acuerdos con su socio preferente

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, mantendrá este jueves en La Moncloa su primer encuentro oficial con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y en él espera conseguir su compromiso para desarrollar una agenda de medidas económicas y sociales, a cambio de garantizar el apoyo de la formación morada a los Presupuestos Generales del Estado y a la actividad del Ejecutivo en este nuevo curso político.

En concreto, el líder de Podemos marcará como prioridades la necesidad de regular el mercado del alquiler y de poner en marcha medidas para garantizar "pensiones dignas" mediante su revalorización con el IPC, la aplicación de la ley de dependencia, revertir los recortes en Sanidad del PP o facilitar material escolar gratuito en las etapas que son obligatorias.

"¿Estamos dispuestos a cogobernar en el Parlamento? Sí; pero para eso tienen que bajar los alquileres, intervenir sobre el mercado inmobiliario, las pensiones se tienen que revalorizar, material escolar gratuito, acabar con el copago. Si el Gobierno está dispuesto a hablar para avanzar en estos asuntos, entonces estamos dispuestos a ser socios y cogobernar", explicó Iglesias el pasado lunes en una entrevista en Telecinco, en la que fue su primera intervención pública tras el nacimiento hace dos meses de sus mellizos de forma prematura.

En dicha entrevista, Iglesias ya avanzó que había alcanzado con el Gobierno un principio de acuerdo para subir el IRPF a las rentas de más de 10.000 euros mensuales. En materia fiscal, Podemos también aspira a conseguir medidas para perseguir el fraude fiscal y a los grandes defraudadores, y un impuesto a la banca, aunque a este respecto, están dispuestos a ser "flexibles" respecto a los privilegios fiscales que el Ejecutivo socialista proponga eliminar.

SOCIO PREFERENTE

Podemos lleva tratando de erigirse oficialmente como socio principal del Gobierno desde que Sánchez llegó a la Moncloa a finales de mayo, hasta el punto de que Iglesias ofreció al presidente el apoyo estable de su formación a cambio de entrar a formar parte de un Ejecutivo de coalición.

Tras quedar esta opción descartada desde el principio, la formación de los círculos modificó su estrategia y, en su primera reunión de la dirección de la nueva legislatura, celebrada a mediados de junio, ofreció a Sánchez ser su socio preferente a cambio de una batería de 20 medidas, entre las que figuraban las anteriormente planteadas.

La relación entre Podemos y PSOE se enfrió a finales de julio, tras no obtener una respuesta concreta del Gobierno a la oferta de pacto que pusieron sobre la mesa, y debido a las negociaciones sin éxito para sacar adelante un techo de gasto y una senda de déficit que el partido morado tachó de insuficiente.

Todo ello, a pesar de que Iglesias y Sánchez mantuvieron ya a mediados de julio un primer encuentro informal y secreto en La Moncloa, que no comunicaron ninguna de las dos partes, y en el que comenzaron a acercar posturas.

Aunque no sirvió para llegar a un acuerdo para aprobar el techo de gasto a finales de julio, dicha reunión sí sentó las bases de la relación fluida que desde entonces han mantenido Sánchez e Iglesias, quienes llevaban meses sin apenas contacto.

Así, sus conversaciones del mes de agosto son las que han allanado el camino del acuerdo sellado entre el Gobierno y Podemos para abordar la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, con el fin de suprimir el veto que tiene el Senado sobre la senda de déficit.

Ahora, Iglesias y Sánchez volverán a tratar estos asuntos, ya en una reunión convocada oficialmente, que tendrá lugar a las 17.00 horas en la Moncloa, y tras la cual el líder de Podemos tiene previsto comparecer para dar cuenta de lo que hayan hablado, y de los posibles acuerdos que aspira cerrar el partido morado.

UNA REUNIÓN PARA AVANZAR

Por su parte, el presidente del Gobierno afronta la reunión con Iglesias con el ánimo de "avanzar" en la negociación sobre los Presupuestos, han informado a Europa Press fuentes de Moncloa.

Pero más allá de intentar impulsar esa negociación, liderada hasta el momento por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, Sánchez también quería citar a Iglesias en Moncloa como gesto de cortesía hacia la tercera fuerza política en el país.

Tras recibir al nuevo presidente del PP, Pablo Casado, el pasado 2 de agosto, era obligado citar también a Iglesias, pero Sánchez ha querido esperar a que el secretario general de Podemos se reincorporara a la actividad política tras el nacimiento prematuro de sus mellizos.

El Gobierno percibe estar construyendo una relación de mayor confianza con Podemos desde la moción de censura, y en las últimas semanas el presidente se refiere sin tapujos a la formación 'morada' como su socio "preferente".

De hecho, ha confirmado su voluntad de esperar a cerrar un acuerdo con Podemos sobre los Presupuestos antes de presentar este proyecto de ley, que estima pueda estar listo para finales de noviembre o principios de diciembre.