Page cobraría un sueldo similar al de algunos chóferes de altos cargos con la propuesta de Pablo Iglesias

Publicado 02/06/2015 12:44:45CET

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sueldo que el líder de Pablo Iglesias propone para el futuro presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, unos 27.000 euros anuales, es similar al que cobran algunos chóferes de alto cargo de la citada comunidad autónoma, un celador o una telefonista.

Pablo Iglesias lanzó este domingo la sugerencia al líder del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, de que si llega a presidir la Junta se baje el sueldo y se lo iguale al del secretario regional de Podemos, José García Molina: tres veces el salario mínimo interprofesional.

Esto significaría que si Emiliano García Page es el nuevo presidente manchego con el apoyo de Podemos podría ver equiparado su salario al de un celador del servicio sanitario de su CCAA, al de un mecánico o al de una telefonista, así como al de los auxiliares sanitarios y un buen número de profesores de educación infantil y primaria, cuyos salarios rondan los 27.000 euros. No obstante, algunos de estos últimos cobran más de lo que lo haría el futuro presidente regional, ya que en muchos casos sus salarios brutos anuales superan los 28.000 euros y en otros llegan hasta los 35.485.

Estos son los últimos datos oficiales que fueron publicados en 2013 por la Junta de Castilla La Mancha, recogiendo un listado de salarios correspondientes al ejercicio 2012. En el citado listado de salarios, al que ha tenido acceso Europa Press, figuran nóminas que van desde los 140.000 euros de los médicos especialistas a los 9.000 o 10.000 euros de auxiliares de enfermería, por ejemplo, aunque hay nóminas más bajas.

Según esa lista, entre quienes cobraban ese año 27.084 euros figuran varios conductores de alto cargo de las consejerías de Salud, Agricultura, Educación o Empleo y Economía.

En los 27.000 euros justos aparecen celadores adscritos a la consejería de Sanidad; en los siguientes puestos figuran sobre todo profesores y técnicos de distintos departamentos, pero también cocineros de Sanidad (27.035 euros).

Por la parte alta de este tramo salarial, aparecen de nuevo profesores y técnicos, pero de nuevo conductores de la consejería de Agricultura (27.941 euros) o un vigilante de carreteras (27.890 euros anuales).

También estarían en ese rango salarial, aunque un poco por encima, mecánicos de la Junta, con sueldos de 27.417 euros, personal del servicio doméstico, con 27.395 euros, celadores, que ingresan 27.422 euros brutos al año --aunque hay otros cuya nómina está en torno a los 18.000 euros-- o telefonistas, con salarios de 27.459 euros, en algunos casos.

Así, el jefe del Ejecutivo regional, que ostentaría la mayor carga de responsabilidad política y económica de la región, cobraría casi 17.000 euros menos que un director de un instituto de secundaria, que ronda los 43.832 euros, o que un redactor del Ente Público de la Radio Televisión de Castilla La Mancha, que también alcanzan los casi 44.000 euros en algunos casos.

Su nómina sería la mitad que la de algunas matronas de su servicio de Salud, que en algún caso excepcional llegan a percibir 56.146 euros; la mitad también que un letrado del Consejo Consultivo, que está en los 56.188 euros; o la mitad que alguna enfermera, cuyo estipendio alcanza en algunos casos los 56.184 euros brutos anuales. No obstante, la media salarial de las enfermeras está en el entorno de los 31.400 euros, aunque también hay varios casos con salarios de 17.000 euros.

La medida supondría un drástico recorte sobre la nómina que actualmente tiene la presidenta de la Junta, María Dolores de Cospedal, que según su declaración de bienes y rentas publicada cobró el año pasado por su puesto en el gobierno regional 78.134 euros. Un salario que en la actualidad se iguala al de lo médicos especialistas de la Junta de Castilla La Mancha y está un poco por encima de los médicos de familia, que cobran 77.939 euros.

Es seguro además que un presidente autonómico con ese sueldo tendría a su alrededor funcionarios de carrera con sueldos muy por encima del suyo. Lo mismo le ocurre al presidente del Gobierno, por ejemplo, con una nómina de 78.185 euros brutos anuales, que está por debajo de la retribución de otros cargos y personal del Ejecutivo.

En este caso, la distancia sería mayor. Los datos del INE relativos al año 2013 señalan un sueldo medio mensual bruto en las comunidades autónomas de 2.632 euros, lo que multiplicado por 14 pagas supera los 36.800 euros anuales de media entre los funcionarios regionales.

EL CASO DE MADRID: 45.000 EUROS LA ALCALDESA

La candidata de Ahora Madrid, Manuel Carmena, anuncia que si llega a la alcaldía de la capital de España se impondrá un sueldo de 45.402 euros brutos al año, menos de la mitad de los 100.000 que cobra Ana Botella según los datos publicados en la web del consistorio.

En la relación de puestos de trabajo del consistorio madrileño publicada en la web municipal figuran tres conductores de alcaldía con sueldos anuales de 41.500 y 43.200 euros, solo algo por debajo de lo que Manuela Carmena quiere cobrar. Se trata de cargos eventuales, no funcionarios del ayuntamiento.

Menos piensa cobrar la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que según el código ético de Barcelona en Comú percibirá unos 2.200 euros netos mensuales, es decir, casi 31.000 euros netos en 14 pagas.

Ambas tendrán a su cargo a funcionarios con nóminas superiores. Las nóminas de los trabajadores públicos se componen de un sueldo y complemento de destino, que oscila entre los 9.017 y los 28.239 euros anuales, según la categoría, pero a la que se suman trienios de antigüedad, un complemento específico y otro de productividad (este no es general).

Con estas cifras, en el consistorio madrileño hay ahora mismo funcionarios con sueldos que superan los 50.000 euros anuales destinados temporalmente a Alcaldía (cargos de libre disposición), como consejeros técnicos. Su nómina, sin sumar trienios de antigüedad, se compone de un sueldo base en torno a los 26.000 o 28.000 euros anuales, según categoría, a los que se suma un complemento específico de entre 25.000 o 28.000 euros.